En la localidad de Sarmiento, el tribunal colegiado integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Criado y Alejandro Rosales, condenó a Maximiliano Leonel «Nego» Nehiual como autor penalmente responsable del delito de homicidio y tentativa de homicidio, agravado por el uso de arma de fuego. Asimismo, convocaron a las partes a la audiencia de juicio sobre la pena para el próximo viernes 31 de mayo a las 11 horas. Allí, debatirán el pedido efectuado por el Ministerio Publico Fiscal y la querella, respecto de aplicar a Nehiual una condena que va de los 24 a 30 años de prisión. En tanto, los abogados de la Defensa Publica peticionaron que se le imponga a su defendido el mínimo previsto en el Código Penal.

Alegatos finales y confesión

Luego de cinco días, el presidente del tribunal Daniel Pérez dio por clausurado el debate. En el alegato final, la fiscal Laura Castagno señaló que logró el objetivo de acreditar su teoría del caso, demostrando la materialidad y autoría del acusado.
En este sentido, sostuvo que los relatos de los testigos presenciales fueron coincidentes en referir que esa madrugada el imputado extrajo un arma de fuego de entre sus ropas, y sin que mediara ningún conflicto, disparó contra los cuatro jóvenes que se encontraban en una esquina de la barra del pub «Los tres hermanos».
Asimismo, aseguró que la acción desplegada por Nehiual fue con claras intenciones de darle muerte a los integrantes del grupo que estaban compartiendo unas cervezas luego de haber jugado un partido de futbol, unas horas antes del hecho.
Como consecuencia de su agresión, el segundo disparo efectuado desde un revolver calibre 38, arma de fuego de uso civil condicional, impactó en el abdomen de Bruno Suarez provocándole una herida, que finalmente le causaría su muerte.
Con respecto a la imputación de tentativa de homicidio, la representante de la fiscalía aseguró que el cuadro probatorio quedó acreditado. Esto fue demostrado porque cuando las victimas intentaron buscar refugio, Nehiual cambió la dirección de los disparos.
Por su parte, el abogado de la querella Manuel Mauriño destacó los informes del licenciado Daniel Schulman respecto del perfil criminológico del acusado. En su pericia, el integrante del Equipo Técnico Multidisciplinario (E.T.M) del Ministerio Publico Fiscal describió al imputado como una persona, impulsiva, agresiva y sin capacidad de resolver los conflictos de una manera sana.
En tanto, la autopsia psicológica forense efectuada sobre la víctima subrayó que la personalidad de Bruno Suarez se destacaba por su sociabilidad y por la tendencia a evitar los conflictos.
A su turno, Marcelo Catalano atacó el informe pericial de la mecánica del hecho presentado por la licenciada en Criminalísticas, Cynthia Alfonso. El defensor público consideró que esa pericia no presentó elementos facticos, ni técnicos, ni base científica que fundamente cómo fue la secuencia de disparos realizada por su asistido. En este marco, postuló que la calificación adecuada para uno de los hechos no es la de tentativa de homicidio, sino la de lesiones leves.
El abogado adjunto Gustavo Oyarzun expresó que, por el nivel de complejidad del hospital local, la víctima no pudo ser atendido adecuadamente y esto ocasionó su fallecimiento. Y requirió que se juzgue a Leonel Nehiual por el delito de tentativa de homicidio contra Bruno Suarez.

Confesión del acusado

El acusado utilizó su derecho a declarar en esta etapa del proceso. Nehiual confesó ante el tribunal que “vi cómo que se estaban riendo de mí, me dio bronca y tiré cuatro tiros. Vino la encargada y me dijo que me vaya».
En otro tramo de su relato, el procesado reconoció «fui yo y me tengo que hacer responsable de lo que pasó, le pido perdón a la madre, al padre y al padrastro de Bruno, con lo único que puedo pagar, es con mi vida en prisión»
Finalmente, el tribunal se retiró a deliberar y luego de un cuarto intermedio, informó su fallo emitido por unanimidad. También explicaron los pilares fundamentales de la sentencia y adelantaron que los fundamentos completos, se conocerán después del 31 de mayo.

Los hechos

El miércoles 30 de mayo del 2018, Bruno Suarez y sus tres amigos fueron al pub “Los Tres Hermanos”, y se ubicaron en una esquina de la barra, cerca de la salida de emergencia del recinto. El reloj marcaba la 1:30 horas, cuando ingresó Nehiual acompañado por dos mujeres. El imputado y sus amigas se sentaron cerca de la máquina de música y la puerta de ingreso del pub.
Según el relato que reconstruyeron los investigadores, a los pocos minutos, el imputado se dirigió hacia la puerta de ingreso del local, extrajo un arma de fuego de entre sus ropas y disparó contra el grupo de Bruno Suarez.
Uno de los disparos impactó en el abdomen de Suárez, herida que finalmente le produciría la muerte. Otro de los jóvenes procuró resguardarse detrás de una pared, pero igualmente fue alcanzado por uno de los disparos.

Gobierno de Chubut