Pese a que la situación general sigue siendo sumamente compleja y complicada, en los últimos días se evidenció una leve mejoría en la realidad penitenciaria que atraviesa Chubut. Lo que sucedió fue que en el último relevamiento realizado por el Ministerio de la Defensa Pública de la Provincia se evidenció que el déficit de cupos para la ocupación efectiva es de 33 lugares, mientras que en el análisis inmediatamente anterior se había registrado un rojo de 77 sitios.
No obstante, hay que aclarar que Chubut sigue evidenciando una situación compleja para aquellas personas que están privadas de su libertad, teniendo en cuenta que hay más personas detenidas que cupos para las mismas.
Esto último no resulta ser un detalle menor, ya que va en contra de lo que contempla el ordenamiento jurídico argentino respecto a las penas y a la privación de la libertad de las personas. Al respecto, vale destacar que la finalidad de la encarcelación es la reinserción social de los individuos, con el objetivo de que una vez cumplida la condena puedan insertarse de la mejor manera en la sociedad, siempre pensando en evitar la reinserción en el mundo delictivo. Al estar encarcelados en condiciones desfavorables esta premisa es más difícil de alcanzar, contrariando a los objetivos planteados.

Menos cupos que presos

Chubut hace ya varios meses que se declaró en emergencia carcelaria por estos motivos. Además, los últimos informes elaborados por el Ministerio de la Defensa Pública de la Provincia han evidenciado un constante déficit en este sentido. Puntualmente, en lo que va de 2019 siempre hubo más personas privadas de su libertad que cupos para alojarlas. Asimismo, esta situación fue variando en el número total por dos motivos: el aumento y descenso de la cantidad de presos y la variación en la totalidad de lugares para alojar a los detenidos.
Entre los primeros días de enero y la primera semana de mayo se evidenció un ascenso en el número de detenidos casi constante, pasando de 617 a 683. Igualmente, en el último informe, que data del día 20 del corriente mes, se registraron 649 individuos en todo el territorio provincial, significando un descenso de casi el 5% en sólo dos semanas. Por su parte, la variación en los sitios de detención no es tan volátil, considerando que a principios de 2019 había 610 puestos y actualmente hay 616. No obstante ello, hay que aclarar que durante todo el mes de marzo se contó con 581 lugares, y recién en abril se llegó al número actual.

Trelew, la ciudad más complicada

Al hacer un análisis de lo que ocurre en cada uno de los centros de detención que están distribuidos en todo Chubut, resulta que Trelew es la localidad más complicada. Puntualmente, la situación más compleja se da en el Centro de Detención de la ciudad valletana, donde hay 72 personas privadas de su libertad y sólo 45 cupos, lo que representa un déficit de 27 lugares. En tanto, teniendo en cuenta todos los puestos de Trelew, la realidad sigue siendo adversa, considerando que hay 284 presos y sólo 248 cupos.
Puerto Madryn, Esquel y Sarmiento también mantienen la misma lógica de contar con más detenidos que sitios para alojarlos. En la primera y en la segunda la cantidad de individuos es la misma: 56. Igualmente, en la ciudad del Golfo hay 53 lugares, mientras que en la localidad cordillerana hay 55. Por su parte, en Sarmiento hay 10 cupos para una docena presos.
En contrapartida, Comodoro Rivadavia y Rawson son los dos centros urbanos chubutenses que no tienen un déficit ocupacional, según el último relevamiento del Ministerio de la Defensa Pública de Chubut. Específicamente, en la ciudad capital de la Provincia hay la misma cantidad de reclusos que de sitios: dos. En Comodoro Rivadavia actualmente hay 239 personas privadas de su libertad, que están distribuidas en los 248 sitios con los que cuenta la ciudad petrolera. De hecho, en la Alcaidía de la localidad del sudeste chubutense se evidencia el mayor sobrante de cupos de todo Chubut: 16.
En este contexto, cabe aclarar que del total de reclusos, el 39,1% (254) se encuentra detenido en comisarías.

Situación de las mujeres

En tanto, en el Centro de Orientación Socioeducativa (COSE) de Trelew, que está destinado a jóvenes de 16 y 17 años de toda la Provincia, tiene un cupo para 15 personas, y actualmente hay seis detenidos.
Por otra parte, la diferenciación entre los hombres y mujeres, al igual que lo que sucede en varios rubros, también se ve evidenciada en las cárceles chubutenses. En estos momentos hay 14 personas de sexo femenino detenidas en todo el territorio provincial, que están contabilizadas dentro de los 649 reclusos totales. En este sentido, una de las realidades más preocupantes es que dos de ellas están alojadas en un lugar no especializado para la detención de mujeres. Puntualmente, las personas de sexo femenino privadas de su libertad representan al 2,2% del total de los detenidos en lugares dependientes del Estado provincial.

Motivos de detención

Al respecto de esta situación, cabe aclarar que las personas que están presas no necesariamente son culpables de haber cometido algún delito. Si bien nuestro ordenamiento jurídico establece que “toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario”, existen algunos elementos que pueden provocar que una persona, sin tener condena firme, pueda ser privada de su libertad.
Puntualmente, son tres los motivos que pueden provocar esto: probabilidad de que la persona en cuestión haya cometido el hecho del que se lo acusa, por lo que el juez en cuestión podría dictar su detención; peligro de fuga; y peligro de entorpecimiento.

Reforma del Código Penal

Otro de los temas a los que se podría hacer mención sobre la situación penitenciaria chubutense y nacional es al proyecto de reforma del Código Penal argentino. Puntualmente, entre otros ítems, la modificación en la ley en cuestión hace referencia al endurecimiento en la pena por determinados tipos de delitos y también en la eliminación de la libertad condicional en algunos casos.
Teniendo en cuenta, lejos de ir en búsqueda del objetivo de la reinserción social de las personas privadas de su libertad, el proyecto del nuevo Código Penal establece penas más duras y con menos motivaciones y beneficios para los reclusos.
Además, entrando de lleno en la situación de cupos de detención, las penas se extenderían y no habría salidas previas, por lo que la población carcelaria aumentaría considerablemente. Esto también se da en un contexto adverso, ya que en los últimos años no se han construido nuevos centros de detención ni tampoco se han hecho refacciones en los actuales.
Como consecuencia de la situación económica que está atravesando nuestro país, que durante el año pasado registró una pérdida del poder adquisitivo de entre el 10 y el 15%, según el sector, cada vez más personas acude a la Defensa Pública.
Para explicar esto hay que entender que en Derecho Penal cualquier persona puede acceder a ser defendido por un representante del Ministerio de la Defensa Pública de Chubut, mientras que en los casos civiles para tener como abogado defensor a un miembro de este cuerpo se requiere que los ingresos familiares no superen la Canasta Básica Total.
De esta manera, si tenemos en cuenta que las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) evidenciaron un fuerte crecimiento en la cifra que refiere a la cantidad de personas que está por debajo de la línea de la pobreza, esto indica que cada vez más familias no pueden cubrir la Canasta Básica Total.

Gobierno de Chubut