Un grupo de empleados de la pesquera que mantiene una disputa entre sus propietarios, concurrió a las inmediaciones del Concejo Deliberante, donde los presentes solicitaron al edil Enzo Terrera que avance el proyecto para reglamentar, a través de una nueva Ordenanza, la extensión de la habilitación provisoria a un total de cuarenta meses.
Actualmente, Food Arts lleva adelante una obra en un predio lindero, que es la que derivaría en la nueva planta a utilizar; no obstante, donde actualmente opera la empresa es en un inmueble propiedad de Ipesur, cuyo dueño reside en Italia y es quien, en su momento, había reclamado que se dejara de utilizar dicho espacio.
Esto originó incertidumbre en la situación de los 120 trabajadores, ya que la planta no habría estado contando con la debida habilitación, impidiendo que los mismos pudieran cumplir funciones en la próxima zafra de langostino; para ello, meses atrás, el Concejo Deliberante aprobó la habilitación de manera provisoria de la planta, evitando que hubiera cesantías en el personal.

Podría votarse la semana próxima

Según indicaron fuentes ligadas a la empresa, el grupo de empleados concurrió al Palacio Legislativo para corroborar que se hubiera presentado la documentación que restaba, concretamente el contrato con la empresa constructora y la certificación de los tiempos de la obra para la edificación de la nueva planta.
Los documentos serán analizados en Comisión y lo que buscan los trabajadores es que, en la próxima Sesión Ordinaria, que tendrá lugar el próximo jueves 23 de mayo, finalmente los bloques den curso a la extensión de la habilitación provisoria.
Esto, a su vez, determinaría que los empleados puedan realizar sus tareas cuando se habilite la pesca en aguas nacionales.

Siguen las disputas

A pesar de que el pedido de Food Arts para que se continúe habilitando de manera temporal la planta tiene un límite de cuarenta meses, trascendió que la empresa estaría en condiciones de concluir la obra de la nueva planta, sobre la cual también existiría una disputa en curso entre los socios, ya que la misma fue realizada en una parte del predio que corresponde a Ipesur.
La obra podría avanzar rápidamente ya que se utilizarán paneles y estructuras, en lugar de la construcción convencional de cemento.
En este sentido, los empleados aguardarían hasta conocer específicamente cuánto tiempo de habilitación provisoria especificará el próximo proyecto de Ordenanza, y de este modo buscarán planificar la terminación de la obra para el nuevo espacio de Food Arts.

Aprobado por mayoría

A fines del año pasado, y en medio de reclamos y de una evidente búsqueda de la “paz social” por parte de varios sectores intervinientes, entre ellos la delegación local de la Secretaría de Trabajo, el Concejo Deliberante aprobó, por mayoría, la habilitación de la planta hasta el 30 de abril.
Hubo disidencias dentro de algunos bloques, entendiendo que se trataba de un “conflicto entre privados”, donde la intervención del ámbito público podría haber generado un precedente negativo para futuros inversores y para el propio sector privado que ya opera en la ciudad del Golfo en sus distintas empresas; no obstante, la propuesta recibió el aval de la mayoría de los ediles, culminando la habilitación el pasado 30 de abril.

Antes del 15 de junio

De este modo, de cara a la apertura de la temporada de aguas nacionales el próximo 15 de junio, los trabajadores de Food Arts buscarán que la planta que utilizan actualmente ya se encuentre habilitada antes de esa fecha; ello, teniendo en cuenta que el año pasado los 120 empleados no pudieron trabajar durante ese período, y por ende, percibir los adicionales a los salarios básicos, que son los que revisten una diferencia más significativa dentro del rubro.

Municipalidad de Puerto Madryn