COMODORO RIVADAVIA – Un celador, junto con otro agente de la Seccional Cuarta de Policía, y con la colaboración de Bomberos Voluntarios, alcanzaron a sofocar el siniestro que por poco no terminó en tragedia, alrededor de las 23:05 horas del sábado. El preso que protagonizó el incendio, identificado como “A. R.”, de 30 años, junto a un compañero de celda terminaron intoxicados por inhalar el humo que se desprendió del colchón. Todo sucedió media hora después de que los efectivos finalizaran una requisa en el sector de detención de la dependencia policial. El interno, detenido por un delito federal, rompió unos cables de corriente, generó un cortocircuito y prendió fuego el colchón de su celda que compartía con otro interno. La situación no termino en una tragedia gracias al rápido accionar de un agente policial sin embargo ambos detenidos terminaron intoxicados por inhalar el humo en la celda. A los pocos minutos llegó personal de Bomberos Voluntarios que se abocaron a las tareas para sofocar el siniestro. El recluso, una vez que fue atendido por personal médico, fue trasladado a la Seccional Séptima y las mismas fuentes describieron a este medio que ya había protagonizado similares incidentes en otros lugares de detención donde estuvo.