Durante los últimos días, la Fiscalía de la localidad de Sarmiento recibió unas tres denuncias por estafas telefónicas, donde los damnificados perdieron más de 80 mil pesos. Al recibir una llamada, los estafadores brindaban una presunta identidad, número de matrícula y domicilio en el barrio de Belgrano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Acto seguido, lograban que las víctimas aporten sus datos bancarios y les daban un CBU para que, finalmente, transfirieran determinados montos.

En uno de los casos, el damnificado transfirió 35 mil pesos, mientras que una mujer fue estafada en 18.600 pesos y otra víctima indico que le sustrajeron más de 30 mil pesos de su cuenta bancaria.