La compañía YPF informó que desde el 1 de junio los precios de los combustibles nafta y gasoil aumentan un 1,5%. La compañía estatal lideró la suba, pero se espera que sus competidores sigan los mismos pasos.
Fuentes del mercado había anticipado que a pesar de que el Gobierno postergó un mes la entrada en vigencia del Impuesto a los Combustibles Líquidos el atraso en los surtidores por efecto inflacionario todavía ronda el 20%.
En línea con el objetivo del Gobierno de frenar la escalada inflacionaria, YPF fue la primera en aplicar la suba para evitar que otras petroleras decidan incrementos mayores. En el sector se aguardaban aumentos de hasta 3,5%.

Con prisa y sin pausa

Si bien el Gobierno decidió trasladar a julio el pago de un impuesto a la venta de combustibles que debía aplicarse en junio, lo cual alejaba la posibilidad de una suba inmediata de las naftas, lo cierto es que las petroleras igual prevén un retoque urgente que entraría en vigencia en el transcurso de este fin de semana.
De acuerdo a fuentes cercanas a la Secretaría de Energía, la suba en cuestión rondaría el 3 por ciento en algunos casos. El movimiento representará la puesta en marcha de los incrementos periódicos que los estacioneros anticiparon días pasados.

Gobierno de Chubut