En la Oficina Judicial de Sarmiento se desarrollaron los alegatos del juicio contra Martín Napal, acusado del intento de homicidio de su ex pareja, Yohana Terán, quien el 19 de mayo del año pasado fue atacada con un cuchillo mientras dormía en una habitación de su vivienda en Río Mayo. Producto del ataque, la mujer, que se encontraba descansando con sus hijos, perdió el embarazo que cursaba.
La fiscal Vázquez inició su alegato indicando que se había logrado la certeza, requerida en esta etapa del proceso judicial, para sostener que los hechos ocurrieron del modo en el que fueron planteados por los acusadores al inicio del juicio.

Fue atacada mientras dormía

En este marco, desarrolló los testimonios que a su entender, probaron que durante la madrugada del 19 de mayo de 2018, en la vivienda 2 ubicada en la calle Rafael de la Fuente de Río Mayo, la víctima se encontraba durmiendo junto a su hija de dos años y su hijo de cinco. También, se confirmó que en esa casa pernoctaba la madre de Yohana Terán, junto a una amiga, en otra habitación.
En este sentido, afirmó que el autor conocía el lugar, se pudo mover en la oscuridad, y sabía dónde encontrar el cuchillo con el que atacó por la espalda a su ex pareja. Asimismo, recordó que la mujer gestaba un embarazo de seis meses y que el feto falleció como consecuencia de la puñalada.

“Gonzalo fue”

Con respecto al agravante de alevosía, la fiscal destacó que Napal actuó “a traición y sobre seguro”, ante una víctima que no pudo defenderse. En otro orden, manifestó que si el resultado hubiera sido la muerte de Yohana Terán, los investigadores nunca habrían averiguado que el patrón del teléfono celular, solamente era conocido por su dueña, su hijo de cinco años, que no sabe escribir, y el imputado.
Este dato permitió confirmar que fue Napal quien envió los mensajes agresivos al aparato telefónico del padre de los dos hijos de Yohana Terán. También, que el imputado cambió el estado de WhatsApp del teléfono de la víctima y que puso “Gonzalo fue”. Todo esto ocurrió el 19 de mayo del 2018, unos minutos antes de las ocho.

Ataque por “despecho”

Para la representante de fiscalía, Napal no pudo lograr el resultado muerte con su accionar, por razones ajenas a su voluntad. En otro orden, destacó las pericias científicas sobre las huellas dactilares y rastros de calzado del imputado, que fueron encontrados en el lugar del ataque. Asimismo, recordó los informes de los psicólogos que describen al acusado como una persona que se frustra ante la extinción de una relación de pareja. En consecuencia, reacciona de una manera violenta cuando debe afrontar esas situaciones.
Tras exponer esos argumentos, Vázquez consideró acreditada la teoría del caso y la autoría endilgada a Martín Napal. De ese modo, pidió al tribunal que dicte un veredicto de culpabilidad.

Qué planteó la Defensa

A su turno, el defensor Gustavo Oyarzún dijo que los acusadores no pudieron lograr la certeza, para llegar a un veredicto de culpabilidad. En este marco señaló que la eficacia del material probatorio se choca con la plataforma fáctica. En tal sentido, consideró que las reglas de la experiencia y de la lógica, demuestran que es imposible que alguien haya manipulado un teléfono celular que se encontraba apagado.
En otro orden, cuestionó los resultados de las pericias efectuadas sobre los indicios de los rastros de pisadas de los botines de fútbol de Napal y de las huellas dactilares del imputado, halladas en el panel de la ventana del living de la vivienda de la víctima.

Investigación “poco objetiva”

Para Oyarzún, la investigación de la Fiscalía, fue “mal llevada y carente de objetividad”. Desde su conclusión sostuvo que no hay ninguna circunstancia que pueda vincular a su asistido con este delito.
El otro defensor, Marcelo Catalano, aseguró que la noche en la que ocurrió el ataque, Napal salió a recorrer bares junto a un amigo. Luego volvió a su casa y permaneció en la misma. En esa circunstancia, una hermana de la víctima lo llamó por teléfono a las diez de la mañana. Fue ella, quien le contó lo que le había sucedido a la mujer con la que en pocos meses iba a tener un hijo en común. Como conclusión, los defensores públicos solicitaron al tribunal la declaración de absolución de Martín Napal.

Gobierno de Chubut