En el marco del armado de parques eólicos en distintos puntos de la provincia, días atrás, un grupo de trabajadores de la UOCRA Puerto Madryn recibió las certificaciones correspondientes a una serie de capacitaciones y entrenamientos relacionados con el armado de los molinos, la seguridad en las tareas realizadas y primeros auxilios.
Se trata de la primera capacitación de este tipo en Argentina, dictada por la empresa danesa Flex Wing, surgida en Dinamarca hace más de 15 años y que, en los últimos diez, operaba en Brasil, para luego extender sus operaciones a la provincia de Chubut.
En este sentido, el secretario gremial de la Uocra en la ciudad del Golfo, Javier Moya, destacó la profesionalización de la mano de obra local, enmarcada en una serie de proyectos de envergadura, como lo es la construcción de parques eólicos.
“Es positivo que nuestra gente se capacite y para que podamos demostrar que la gente local puede hacer cosas más grandes, como parte de los desafíos que son bienvenidos”, sostuvo el referente gremial, sin dejar de hacer referencia a la difícil situación que atraviesa el país en materia económica, que tuvo un fuerte impacto en el rubro de la construcción.

“Nos llena de orgullo”

Moya sostuvo que “para nosotros, como institución, es muy importante la entrega de estos diplomas, a raíz de los cursos realizados por los trabajadores locales; es un acontecimiento único en el país, ya que por primera vez, mano de obra local ya está subiendo a montar molinos eólicos” y agregó que “desde el lugar que se arrancó y hacia donde hemos llegado, nos llena de orgullo que la gente local haya dado este salto cualitativo en cuanto a la mano de obra”.
Además, agradeció “a la empresa, que ha hecho la inversión para las capacitaciones, algo que no es fácil en estos tiempos que nos vienen azotando” y “a los muchachos, que pusieron énfasis y tiempo; es una inversión para que nuestra gente se capacite y para que podamos demostrar que la gente local puede hacer cosas más grandes, como parte de los desafíos que son bienvenidos”.

Mano de obra local

También, señaló que “se han hecho otros cursos con otras empresas a nivel local, pero no de esta magnitud; habíamos visto algún video donde los trabajadores cuentan su experiencia, donde arrancaron limpiando piezas o limpiando una obra, ayudando; y ahora ver que están haciendo los trabajos por su cuenta, es una alegría para nosotros como institución”.
En esta línea, el director de Flex Wing, Nico Hellmann, precisó que “somos una empresa danesa que está hace diez años en Brasil y dieciséis en Dinamarca, trabajamos en todo el mundo con esta energía eólica” y contó que “el año pasado decidimos entrar en el mercado local en Argentina, con la estrategia clara de crear una empresa local”.

Desembarco en la Patagonia

Esto último “consiste en habilitar los locales con los entrenamientos necesarios para poder trabajar con los generadores”, manifestó, sumando a ello que “el entrenamiento en cuestión se realiza por parte de una institución danesa que también está cubriendo el mercado local de energía eólica, es una capacitación de cinco días con varios módulos, y como Javier Moya dijo, es importante encontrar profesionales con el soporte local, con la mente abierta que tiene la Uocra aquí”.
Desde la empresa “ya hemos decidido, para la próxima fase del proyecto local, contratar más trabajadores de Madryn y dar entrenamiento para ellos también”.

Seguridad y primeros auxilios

A su turno, el gerente de operaciones de Flex Wing, Antonio Almeida, explicó que “se trata de un entrenamiento a partir de un acuerdo entre la mayoría de los fabricantes de molinos eólicos, que se juntaron y crearon un conjunto de capacitaciones necesarias hacia todos los trabajos relacionados con los molinos; se comienza con el trabajo en altura y también con rescate en altura, algo importante para que cualquiera de los trabajadores pueda rescatar a su colega en caso de un accidente o alguna situación; de este modo, están capacitados para socorrerlos con seguridad”.
Sobre esto último, también indicó que se capacita a los trabajadores “en primeros auxilios y en combate al fuego, en caso de principios de incendio o de un fuego pequeño en el molino; pero lo más importante es saber cómo pueden salir del molino con seguridad”.

Manipulación de herramientas

Todos los entrenamientos “siempre son pensados en función de la seguridad de los trabajadores”, enfatizó Almeida, añadiendo que “también hay un módulo de ergonomía, ideado para los posicionamientos en los que deben desempeñar las tareas, desempeñando las habilidades de forma simple sin perjudicarse físicamente”.
A ello, sumó que “también damos otras capacitaciones para que puedan desempeñar todas las actividades ya dentro del molino; junto con estos entrenamientos, también hay otros vinculados al manejo y la manipulación telescópica, con las herramientas necesarias, para que el trabajo que se haga se lleva a cabo de forma segura” y anticipó que “tenemos otros entrenamientos agendados, como por ejemplo el destinado a trabajar con herramientas hidráulicas y el mantenimiento de las mismas, y para montar los elevadores dentro del molino”.

Municipalidad de Puerto Madryn