En el inicio de un mes clave para las definiciones políticas de cara a las PASO de agosto, el riesgo país argentino aceleró su marcha alcista y volvió a superar nuevamente los 1.000 puntos básicos, hasta alcanzar un nuevo máximo en más de cinco años (64 meses) durante a jornada, en medio de una creciente aversión al riesgo global por un recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y varios países.

Este combo llevó a que los bonos en dólares y las acciones quedaran en terreno negativo, mientras que el peso mayorista también se depreció por las coberturas de inversores, incluso frente a contratos de futuro pendientes del mes previo.

El indicador elaborado por el banco JP.Morgananotó un tope intradiario de 1.014 puntos, para alcanzar al cierre un nuevo máximo en la era Macri con una suba de 24 unidades y situarse en los 1.008 pb (+2,34%).

Los condicionantes externos en materia financiera están dados por la puja comercial de Estados Unidos con China y México, mientras que el escenario local está dominado por las dudas electorales de cara al cierre de listas de candidatos para las elecciones primarias de agosto y las generales de octubre.

En ese marco, los bonos nominados en dólares cayeron hasta 2,6%, dado que las ventas desde el exterior siguieron prevaleciendo en la dinámica cotidiana.

Fuente: Ámbito Financiero