El Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) está realizando desde el viernes último un paro por tiempo indeterminado, con cese total de actividades en todos los buques nucleados en la Federación de Empresas Navieras Argentina (FENA). Puntualmente, esta medida se tomó por la asociación sindical que conduce Raúl Durdos como respuesta a la negativa de FENA para llegar a un acuerdo sobre la recomposición salarial de los trabajadores, en el marco de las negociaciones paritarias para el período que incluye este año y el 2020.
Al respecto, el secretario adjunto del SOMU, Daniel Mereles, remarcó en las últimas horas que “hemos llegado a este cese de actividades producto de la intransigencia de la parte empresaria, y como hemos manifestado en otras oportunidades, no dudamos en tomar todas las medidas a nuestra disposición para defender a nuestros representados”.
El sindicalista agregó también que la medida afecta a los buques nucleados en la FENA, como son Buques Tanques Petroleros, Buques Tanques Quirniqueros, Buques Containeros, Buques de Cargas Generales, Supply y Remolcadores. El paro se está llevando a cabo en conjunto con el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante.
“No sólo han decidido no cumplir lo acordado, sino que también se niegan a seguir negociando, motivando la decisión de este Secretariado de llegar al Paro Total en las actividades”, agregó Mereles.
“Somos conscientes del esfuerzo que cada uno de los trabajadores realiza día a día a bordo de los buques y el sacrificio de sus familias, y es por eso que ante la situación actual de nuestro país vemos la necesidad urgente del acuerdo paritario y actualización salarial”, concluyeron desde el SOMU.
Por su parte, Durdos, exigió “un inmediato acuerdo salarial paritario para ese período”, al mismo tiempo que denunció que “la intransigencia empresaria” y sostuvo que la decisión de paralizar las tareas responde a “la defensa del personal”. Además, luego de precisar que la medida de fuerza afecta a buques tanque petroleros, químicos, de containers, de cargas generales, de supply y remolcadores, apuntó que a la huelga se sumó el Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante.

Respuesta de la FENA

Por su parte, desde la FENA salieron al cruce ayer por la medida de fuerza impulsada en los últimos días, acusando al SOMU de tener “poca vocación de negociación” y poner en riesgo el abastecimiento de combustibles en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), como consecuencia del paro por tiempo indeterminado que fue anunciado el viernes último.
La entidad que reúne a las cámaras Argentina de Empresas Navieras y Armadoras, a la de Armadores de Bandera Argentina, la Naviera Argentina y la de Armadores y Remolcadores, advirtió que el SOMU mantiene la huelga a pesar de que rige una conciliación obligatoria.
“Por el no acatamiento del SOMU de la conciliación obligatoria, la petrolera Argentina YPF, en el Puerto de Bahía Blanca, está impedida de comenzar la primera exportación de gas natural licuado”, advirtió la cámara naviera en un comunicado.
La federación naviera advirtió en la víspera que “desde los buques, el personal de marinería se excusa diciendo que desde el Sindicato, informan que el gremio del SOMU no adhiere a la conciliación obligatoria” y que “no acatan el dictamen” tomado por la Secretaría de Trabajo.
“Este conflicto evidencia la poca vocación de negociación y la falta de acatamiento de la ley. FENA está comprometida con el diálogo y tiene el objetivo de cerrar un acuerdo con todas las entidades”, concluyó.

Gobierno de Chubut