Unas 50 pequeñas y medianas compañías están cerrando por día en la Argentina debido a la crisis económica, advirtieron en la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) y en la agrupación Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC). Un relevamiento indica que en los últimos cinco años las pequeñas y medianas empresas registraron una pérdida de 128.000 puestos laborales. El impacto no solo afecta a emprendimientos industriales, sino también del sector comercial y de servicios.
Las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) industriales advirtieron en las últimas horas por las grandes pérdidas de puestos laborales que se están registrando en el sector, cifra que ascendió a los 128.000 empleos en los últimos cinco años. Puntualmente, en el transcurso de esta semana se llevó a cabo un almuerzo organizado por los Industriales PyMEs Argentinos (IPA), la primera entidad que nucleó a este tipo de compañías del rubro fabril. En dicha oportunidad, el titular de este grupo, Daniel Rosato, cuestionó al Gobierno Nacional por el Decreto 361 que eximió de la tasa estadística a las importaciones de bienes de capital usados para el desarrollo de Vaca Muerta.
En la continuidad de sus declaraciones, el referente de IPA consideró que “tenemos que lograr que Vaca Muerta derrame. Esta medida deja en crisis al sector metalúrgico y si no se revierte se va a profundizar más, con una posible pérdida de 10.000 puestos”. “En los últimos cinco años más de 3.000 PyMEs cerraron sus puertas o se vieron forzadas a pasara a la informalidad. Ello representa una caída del 6% en el número de empleadores industriales PyMEs”, agregó.
«Queremos que se revea el arancel. Tenemos que lograr que Vaca Muerta derrame. Esta medida deja en crisis al sector metalúrgico y si no se revierte se va a profundizar más, con una posible pérdida de 10.000 puestos», planteó Rosato.

2018, el peor año

Al respecto, vale agregar que en el último año esta situación adversa se acrecentó fuertemente, teniendo en cuenta que fueron unas 15.500 PyMEs las que quebraron o redujeron su plantilla de trabajadores a cero. Así las cosas, 2018 dio cuenta de la mitad de la eliminación de todas las pequeñas y medianas empresas de los últimos cinco años.
En tanto, las empresas empleadoras industriales pequeñas y medianas alcanzaron su pico en el 2008, cuando sumaban 58.539, mientras que actualmente son 52.427. En tanto, el máximo de puestos de trabajo fabriles se observó en 2013 y 2015 pero desde ese entonces retrocedió un 8%. Sólo durante 2018 las bajas sumaron 50.000.
Desde IPA estimaron que la industria se contrajo un 13% desde el 2011, el último año en el que hubo un crecimiento “franco”, a partir del cual se alternaron años de baja seguidos de otros con recuperaciones parciales.
En ese sentido, la industria metalmecánica aparece como la segunda con mayor capacidad ociosa, ya que hasta marzo se utilizaba sólo el 43% de su maquinaria. Y podría ser una de las que más se beneficie de la mano de Vaca Muerta.
Asimismo, la entidad apuntó contra el regreso de las retenciones, lo cual se vio reflejado en que “las exportaciones no crecen al ritmo que se esperaba con la devaluación que tuvimos”. De hecho, en diez años se perdieron unas 3.300 empresas industriales exportadoras.
En este sentido, en IPA vienen trabajando junto con sindicatos de distintos sectores y el propio Gobierno Nacional en la creación de un fondo de desempleo similar al que hoy tiene la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), para que capte el 7,5% de la masa salarial y garantice las indemnizaciones cuando un trabajador en blanco es desvinculado, al tiempo que permitiría engrosar su futura jubilación de reparto.

Cierran 50 PyMEs por día

A esta situación crítica de los últimos años hay que pasarla a números específicos del día a día y cómo repercute esto en la economía argentina. Puntualmente, se estima que actualmente cierran unas 50 PyMEs por día en todo el territorio nacional. En primer lugar, el cimbronazo se sintió con mayor fuerza en el sector industrial, pero la crisis ya llegó al comercio, la construcción y el transporte.
Estas cifras se desprenden del último informe realizado por la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) y la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC). Desde dichas entidades emitieron un comunicado conjunto en el que remarcaron que “necesitamos una agenda de políticas de Estado para la reconstrucción de una Argentina productiva que permita superar la devastación generada por un modelo económico excluyente y anti industrial”.

Impacto en el empleo

La consecuencia directa del cierre de PyMEs es la destrucción de puestos de trabajo. A pesar de la supuesta recuperación económica que reportan algunos funcionarios nacionales, las estadísticas oficiales revelan una agudización de la crisis en el empleo. Puntualmente, la Secretaría de Trabajo informó que en marzo hubo 30.700 empleos registrados menos que en febrero, 86 mil posiciones destruidas en el primer trimestre y 268.400 puestos caídos respecto del mismo mes del año pasado.
Dentro de ese universo, uno de los sectores más golpeados a lo largo de los últimos tres años es la industria y, en particular, las PyMEs. Las empresas que constituyen el tejido productivo del país además son afectadas por las altas tasas de interés y la volatilidad cambiaria. Las cifras del Banco Central de la República Argentina (BCRA) revelan que el crédito pyme se redujo un 12% el año pasado.
En este contexto, vale agregar que un relevamiento realizado por el ENAC reveló que más del 90% de las PyMEs no tomó personal en el primer trimestre y que tampoco prevén hacerlo durante el trimestre en curso.

PyMEs en Chubut

Por su parte, el Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de la Producción, continúa llevando adelante importantes capacitaciones para Emprendedores y PyMES, lo cual está enmarcado en los lineamientos del plan estratégico de exportación de comercio exterior de la provincia.
Al respecto, el subsecretario de Industria, Leandro Cavaco, manifestó que “estamos trabajando desde principio de año con un ciclo de capacitaciones que viene dando vueltas a toda la provincia y el cual está enmarcado en lo que fueron los lineamientos del plan estratégico de exportación de comercio exterior de la provincia del Chubut”.
En el mismo sentido, el funcionario provincial explicó que “este ciclo de capacitaciones es parte de los objetivos que nos propusimos para esta primera etapa del año, que consiste en achicar asimetrías entre el sector PYMES y emprendedor con el exportador”.

Medidas para favorecer a las PyMEs

En tanto, el Gobierno Nacional readecuó el funcionamiento del Fondo Nacional de Desarrollo y Fortalecimiento (Fondyf) para faciltar el acceso al financiamiento de las PyMEs.
A través del decreto 400/2019, firmado por el presidente Mauricio Macri se estableció un Fondo de alcance nacional con el objetivo de facilitar el acceso al financiamiento para proyectos que promuevan la inversión o contribuyan al desarrollo de las cadenas de valor en sectores estratégicos para el desarrollo económico y social del país, la puesta en marcha de actividades con elevado contenido tecnológico o la generación de mayor valor agregado en las economías regionales.

Gobierno de Chubut