Mientras las autoridades de CORFO anunciaron que esta semana se realizaba el traspaso de La Hoya a Don Otto, los empleados reclaman que no hay definiciones sobre su situación. Este jueves mantuvieron un encuentro con representantes de CORFO, y en palabras de un trabajador, “no fue en los mejores términos”. Los trabajadores vieron pasar la firma de la posesión definitiva de Don Otto sin novedades claras respecto de su estabilidad laboral, y expresaron su malestar por la falta de respuestas.