El Municipio de Rawson, a través de la Dirección General de Asociaciones Vecinales lleva adelante gestiones para la consolidación del programa de bibliotecas populares barriales. Recientemente se firmó un acuerdo con la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Asencio Abeijón, comprometiendo la activación y acompañamiento de las seis salas de lectura barriales de Rawson.
El proyecto, diseñado por el Municipio junto a la biblioteca Asencio Abeijón y apoyado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Nación, se implementa en seis sectores de la capital provincial y comprende capacitaciones a quienes están a cargo de las asociaciones vecinales y fueron elegidos para incentivar la lectura a los vecinos de cada conglomerado.

Estado presente

El programa cuenta además con el acompañamiento del gobierno provincial, lo que permite articular entre Nación, Provincia, Municipio y las Asociaciones Vecinales a fin de lograr el objetivo y de ese modo, seis asociaciones vecinales contarán con un rincón de acceso al conocimiento que tendrá una notebook, un escritorio, mesas, sillas y biblioteca.
El subsecretario de Relaciones Institucionales de Chubut, Gonzalo Mondillo agradeció en especial a “aquellos que en la era de lo digital siguen apostado a las bibliotecas, a los libros, a leer” y destacó que estos son los resultados de un trabajo conjunto.
A su turno, la subsecretaria de Gobierno y Participación Ciudadana de Rawson, Norma Cerrudo sostuvo que “esta es la culminación de un sueño, de un trabajo en particular que con Soledad Palacios venimos peleando desde hace tiempo. Yo soy de la era del libro, más allá de que uso mucho Internet, a mí me gusta sentir el papel, tener en mi mesa de luz un libro”.
“Es un logro en conjunto entre la provincia del Chubut y el Municipio de Rawson, para adquirir el mobiliario, las computadoras para que las salas de las 6 asociaciones vecinales tengan la mayor comodidad posible. Este es el inicio y ahora vamos por más”, dijo la funcionaria municipal.
La presidenta de la biblioteca Asencio Abeijón, Soledad Palacios, comentó que “todo el mundo nos dijo que a la biblioteca ya no va nadie, que la gente ya no lee, que para qué íbamos a hacer este proyecto que podía fracasar. Lo mismo sucedió con la Biblioteca Popular Asencio Aneijón, fue un proceso largo de casi 6 años para intentar abrirla y hoy está funcionando realmente muy bien. Quiero dejarles un frase a todos los candidatos y todas aquellas personas que quieran servir y estar al servicio de la comunidad, que pienses que “cuando se lee poco se dispara mucho” y sintetizó: “la idea es que se hable más de lo que se lee y no tanto de lo que vemos, estamos todo el tiempo mirando la pantalla del celular. Entonces la propuesta de esta sala de lectura es pensar en el objetivo de la lectura. La idea es brindar espacios organizados, de encuentro donde se pueda tener acceso información, que es un derecho básico”.