“Los trabajos preventivos minimizaron el impacto de la lluvia”, manifestó el intendente Carlos Linares, quien se acercó a distintos puntos críticos de Comodoro Rivadavia para supervisar el funcionamiento de pluviales y sumideros durante las fuertes precipitaciones que se suscitaron desde la noche del jueves hasta la mañana del viernes. “Las tareas de limpieza dieron resultados, ya que al bajar la intensidad de la lluvia el agua drenó rápidamente. En general, Comodoro se bancó bastante la lluvia”, reflexionó.
En ese contexto, Linares afirmó que “estuvimos recorriendo los barrios de la ciudad durante toda la noche, haciendo hincapié en los lugares más críticos y dialogando permanentemente con los vecinalistas. Los sectores más afectados fueron las avenidas Roca, Kennedy y Congreso, pero el agua circuló bien”.
Continuando en esa línea, señaló que “en general, las tareas de limpieza de canales, pluviales y sumideros dieron resultados, porque en cuanto comenzó a bajar la intensidad de las precipitaciones, el agua drenó rápidamente. Esto significa que, a un caudal normal, los sistemas funcionan correctamente”.
En ese sentido, expuso que “es fundamental que tomemos conciencia de que el clima cambió y estas lluvias ya son normales en la zona, por eso, más allá de que necesitamos urgente las obras y que Provincia haga lo que tiene que hacer, cada uno debe poner su granito de arena pensando en los demás”.
Jimena Cores, vecinalista del barrio Juan XXIII, lamentó esta mañana la situación que vive ese sector de la zona sur comodorense cada vez que hay una lluvia de cierta dimensión, desde aquel trágico temporal de marzo de 2017.
“Otra vez lo mismo. Pensábamos que no iba a ser tan tremenda la lluvia. De las 22 a la 1, el acumulado fue bastante grande». La referente barrial indicó que “no puede ser que pasaron dos años y medio y las obras ni siquiera están en proceso de licitación. Esas son cosas que uno no entiende. El año pasado fue prácticamente perdido en obras”.
“Los funcionarios no nos responden, no dan la cara. Los vecinos eso no lo entienden, pero más no podemos hacer. O no están preocupados o no tienen en su cabeza lo que les preocupa a los vecinos», criticó.