En lo que constituyó un homenaje histórico para los veteranos de la guerra de Malvinas, Puerto Madryn fue sede de un emotivo reencuentro a 37 años del conmovedor regreso de los soldados al continente. Ex combatientes de todo el país participaron del descubrimiento del mural “El Regreso”, en el muelle Storni, en honor a quienes arribaron el 19 de junio de 1982, en lo que luego se llamó “El día que Madryn se quedó sin pan”.
El acto fue presidido por el gobernador Mariano Arcioni, el intendente Ricardo Sastre y el presidente de la Administración Portuaria de Puerto Madryn (APPM), Osvaldo Sala. La jornada contó con la presencia de unos 300 ex combatientes de distintas provincias, así como también referentes de distintas agrupaciones de veteranos, el gobernador Mariano Arcioni, el intendente Ricardo Sastre y gran parte de los gabinetes de ambos.
Tras una serie de emotivos discursos, principalmente durante la alocución de un veterano de Malvinas, se realizó el descubrimiento del mural ubicado en la Administración Portuaria, creado por artistas, investigadores, comunicadores, diseñadores, becarios de distintas carreras, técnicos especializados en montaje y mantenimiento de piezas de arte y documentalistas; fue pintado por Jorge Vázquez, Martín Jofré, Tomás Gimbart y Claudio Segundo, quienes retrataron el regreso de los soldados al Golfo Nuevo.
También asistieron al evento representantes de las Cámaras de Industria, Comercio y Producción, y de Turismo, además de empresas y comercios locales, entre otros.

El recuerdo de los caídos

El primero en tomar la palabra fue el veterano Walter Pintos, integrante del Regimiento de Infantería Monte Caseros (Corrientes), quien expresó que “hace 37 años nosotros entrábamos por el Golfo en un buque, prisioneros, y custodiados por una fragata de la Armada Argentina, luego de haber dado vueltas por el océano durante dos días, con el corazón hecho pedazos por haber sufrido la derrota en el campo de batalla” y advirtió que “hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance, hubo compañeros que quedaron enterrados en Malvinas y en el mar; ellos pusieron su corazón y el amor a la Patria”.
Pintos fue uno de los ex combatientes que, junto a su familia, se acercó desde la provincia de Corrientes, así como también los restantes veteranos que hicieron lo propio desde Neuquén, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, La Pampa, Río Negro, Santa Fe y Formosa. Asistió al acto, a su vez, la Comisión de Hijos de Veteranos.

“Dios hizo un milagro”

Antes de que llegaran a Puerto Madryn, el destino era incierto: “Nos habían dicho, a bordo del Canberra, que acá en el continente a nosotros no nos querían. Entonces, como estábamos tan desmoralizados como prisioneros, nos desmoralizamos un poco más. Pero existe un Dios, y el mismo, en ese momento, hizo un milagro. Ese milagro fue tocar el corazón a este gran pueblo, al cual yo le puse de nombre ‘La Perla Preciosa’, la ‘Perla del Amor de la República Argentina’, porque a nosotros nadie nos trató como nos trató el pueblo de Puerto Madryn cuando llegamos”, relató Pintos.

Un recibimiento inédito

Al mismo tiempo, mencionó que “hasta mi último día y el último suspiro, voy a seguir agradeciendo las cosas que hicieron por nosotros” y remarcó que “la parte de la guerra quedó allá, en las Islas; nosotros, acá (en Madryn) volvimos a nacer como bebés, como criaturas; porque veníamos animalados, sufrimos al ver nuestra ‘celeste y blanca’ y cómo la bajaban sin que pudiéramos hacer nada, con los compañeros que quedaron allá; fue algo tremendo”.
Seguidamente, destacó que “el pueblo de Madryn hubiera hecho lo que hizo, rompiendo los códigos, ya que en ese momento nosotros no podíamos tomar contacto con los civiles; y el pueblo también sabía que no podía tomar contacto con nosotros, porque había un poder que lo impedía; pero al pueblo no le importó nada al ver a sus hijos, nos miraron a los ojos y se dieron cuenta de cómo nuestra llama estaba apagada; y ellos también habían sufrido, estando conscientes de todo lo que ocurría en el frente de batalla”.

“El pueblo se hizo cargo”

Entonces, describió, “ahí se rompieron los códigos, el pueblo nos fue a buscar a la Barraca (Lahusen). Primero llegaron diez, luego veinte, cuarenta, cincuenta, cien y muchos más. Ese era el pueblo argentino que abrazó a mis compañeros, que combatieron en el frente con la pala en la mano ya que muchos se quedaron sin municiones. No fue una pelea en vano”.
Además, entendió que “dejando la guerra de lado, cuando pisamos acá, volvimos a nacer, encontramos el amor que necesitábamos en ese momento, ya que estábamos idos; cuando bajamos en el Canberra, mirábamos al océano para ver si alguna fragata nos estaba bombardeando, ya que allá nos bombardeaban todos los días; y el pueblo se hizo cargo de nosotros”.

El regreso del Canberra

En segundo orden, el intendente de Puerto Madryn (MC) y titular de la Administración Portuaria, Osvaldo Sala, agradeció a los presentes, así como también a varios titulares de puertos de distintas provincias que, habiendo participado el día anterior de una reunión de trabajo, se quedaron para participar del homenaje.
En esta línea, calificó al homenaje como “algo grandioso” y se atribuyó la iniciativa, planteando que “esta es una de mis últimas locuras madrynenses, que representa el sentimiento de todos los que estuvimos en aquél glorioso acto cuando llegó el Canberra; lo teníamos encerrado en el pecho”.

“Ustedes no perdieron”

Momentos después, tuvo lugar uno de los momentos más emotivos de los discursos, cuando Sala se dirigió a los veteranos presentes y manifestó que “ese era el sentimiento del pueblo de Madryn, el cual no era menor en Comodoro, Gallegos, Deseado y en todo el territorio de Tierra del Fuego; amigos ex combatientes, nosotros estábamos con ustedes en nuestras queridas Islas Malvinas, y cuando regresaron, los sentíamos nuestros”.
Sobre esta línea, puntualizó, visiblemente emocionado: “Ustedes no perdieron. Volvieron de las Islas y queríamos tenerlos en nuestras casas, que sintieran que los acompañábamos, porque sentíamos el dolor de los que no habían podido volver, de nuestros aviadores u hombres en tierra que no pudieron volver; por eso (al mural) le llamamos ‘El Regreso’”.

“Son argentinas”

Por otro lado, Sala sostuvo que “cuando le pedí al Gobernador permiso para hacer la locura de este homenaje, me acompañó desde el primer momento” y destacó que “tuve un grupo de colaboradores maravillosos que me permitió que realizáramos esta obra junto con la gente del Conicet y los artistas de esta ciudad”.
A ello, sumó que “las próximas generaciones no pueden olvidar el sacrificio de esta generación de soldados que fueron a las Islas, nada más para decir que las Malvinas ‘son argentinas’ y lo seguirán siendo por siempre”.

Presentaron un programa educativo

Acto seguido, el ministro de Educación, Leonardo De Bella, recordó que, en lo que refiere a la temática de Malvinas, “tenemos distintas fechas, el 2 de abril, el 1 de mayo, nuestros queridos vecinos y amigos que perdieron la vida en el hundimiento del Belgrano el 2 de mayo; también, el cese del alto al fuego, y una fecha como la de hoy, 19 de junio, también tiene que ser reivindicada en la historia”.
El funcionario adelantó que “por eso, porque así lo quiso el Gobernador desde el principio, lanzamos el proyecto educativo ‘Malvinas: las lecciones del pasado para fortalecer la Nación’” y sostuvo que “en la provincia de Chubut se mantiene viva la memoria de nuestros héroes, no solamente los caídos, sino aquellos que podemos abrazar y escuchar”.

Difundir Malvinas

“Ellos, de carne y hueso”, expresó De Bella”, son nuestros héroes que tienen que llevar su testimonio a nuestros chicos en las aulas, para que ese ‘milagro’ del que Walter Pintos hablaba al principio, se mantenga vivo”.
Asimismo, anticipó que “en este semestre, el programa se hará en las escuelas del Valle Inferior del Río Chubut y en Puerto Madryn, y luego lo vamos a ir pasando en las distintas regiones como Comodoro Rivadavia, Esquel, la zona cordillerana y la Meseta Central”.

“Estamos orgullosos de ustedes”

El intendente Ricardo Sastre agradeció “este gesto muy noble para los madrynenses, pero sobre todo para los ex combatientes que nos vinieron a visitar; estamos orgullosos de ustedes” y manifestó: “Lo escuchaba a Walter (Pintos) decir que sentían vergüenza cuando regresaban. Jamás. Ellos fueron los valientes que nos representaron en una guerra atravesada por una situación de desigualdad total. Recuerdo, con los 10 años que tenía, esas imágenes de cuando iban transitando a la Barraca. Incluso, todavía conservo un pasamontaña que alguien arrojó de uno de los camiones, y que para mí es un trofeo que no tiene precio”.

Seguir “malvinizando”

A su vez, el Jefe Municipal recordó “cuando Juan Retamal dijo que, por el ojo de buey del barco vio que estaba el intendente Victoriano Salazar, y supo que estaban llegando a Puerto Madryn; esas son las cosas que uno recuerda y tiene presente” y ratificó “nuestro compromiso de seguir ‘malvinizando’; hay que malvinizar la realidad, explicarles a nuestros hijos y nietos quiénes fueron, qué hicieron; y nada mejor que las historias vivientes, con ustedes presentes”.
Sastre finalizó dirigiéndose a los veteranos e invitándolos “a regresar cuando gusten, ya que esta es su casa, siempre serán bien recibidos y siempre seguirán siendo los héroes de Malvinas; esto es un pequeño gesto, pero se merecen mucho más; y nosotros, como funcionarios públicos que somos, tenemos el deber de mantener vigente esta cuestión”.

Un mural para todo el país

El cierre del acto estuvo a cargo del gobernador Mariano Arcioni, que agradeció la presencia de los héroes de Malvinas que “han venido desde diferentes lugares del país para conmemorar este día histórico, cuando Madryn se quedó sin pan”, y celebró “el gesto que tuvo el Ingeniero Sala con la colaboración del Conicet, y los artistas que trabajaron en este mural”.
“Quiero agradecerles por dejarme compartir este momento histórico. Los veía con los ojos llenos de lágrimas y es para no olvidar. Este mural no es sólo para Puerto Madryn, sino para la República Argentina. Por todos nuestros héroes, los que quedaron y los que tenemos en nuestra memoria, cada una de las historias las mantendremos vivas. Somos los encargados de que las futuras generaciones sepan del orgullo de defender a las Islas Malvinas y defender la soberanía”, agregó el mandatario.

“Eran niños pero fueron hombres”

En esa línea, Arcioni recordó: “se fueron con 18 años, eran niños pero fueron hombres que defendieron la Patria incluso con sus vidas, y eso se ve plasmado aquí en este mural. Vamos a seguir reclamando a través del tiempo, porque las Malvinas son Argentinas. No nos olvidaremos gracias a ustedes, por lo que han dado y por mantener la malvinización a flor de piel en todos los argentinos”.
Por último, el mandatario puntualizó que “desde Chubut no olvidamos, lo hemos demostrado sobre todo con la solidaridad de los chubutenses para con nuestros héroes”.

Ofrendas en el Monumento

Luego de la presentación del mural conmemorativo, la comitiva se trasladó al Monumento a los Caídos en Malvinas, donde se colocaron tres ofrendas florales, una por parte del Gobierno Provincial, la segunda en representación del Municipio y la tercera, de parte del Centro de Veteranos de Malvinas de Puerto Madryn.
También, realizaron un recordatorio un párroco católico y un cura cristiano evangélico, dando por finalizada la emotiva jornada.

Municipalidad de Puerto Madryn