A través de un comunicado, el PJ de Madryn quiso aclarar las dudas sobre la aplicación de la Ley Nacional de Paridad de Género en el Concejo Deliberante de Puerto Madryn. Rápidos de reflejos, aclararon que Madryn “no adhirió a la Ley ya que para hacerlo debía modificar su carta orgánica, cosa que no sucedió”, a la vez que citó la “insistencia” de algunos sectores de que se aplique la norma, aduciendo que se intenta “cercenar los derechos y correr de la banca a la compañera Sandra Mansilla”, concejala electa por el Frente Patriótico. “La mujer argentina ha superado el período de las tutorías civiles”, advirtieron.