El presidente del Centro de Jubilados de barrio Roca, Carlos Miranda, agradeció el apoyo del Municipio de Comodoro Rivadavia para la concreción de la obra de su sede propia, que permitirá “brindar una mejor atención y desarrollar una gran cantidad de actividades”.
En ese contexto, Miranda señaló que “este espacio significa mucho para nosotros, ya que se trata de algo muy anhelado por varias comisiones y por el barrio en general. Estamos muy cerca de hacer realidad nuestro sueño, después de tantos años, gracias a la colaboración de la Municipalidad”.
Continuando en esa línea, sostuvo que “la nueva sede nos permitirá brindar una mejor atención y desarrollar talleres y otras actividades en un lugar con todas las comodidades. Además, esto va a generar que más gente se acerque a participar de este Centro de Jubilados”.
Asimismo, afirmó que “nuestra jurisdicción llega prácticamente hasta Rada Tilly, abarcando una porción importante de la zona sur, por lo que poseer un espacio de estas características nos viene muy bien para ampliar nuestra oferta ante la gran cantidad de adultos mayores que habita en el sector”.
Por su parte, la vicepresidente del Centro de Jubilados de barrio Roca, Angélica Quinteros, destacó que “hace sólo unos meses esto era un baldío y ahora estamos terminando el techo y avanzando en las aberturas. El intendente Carlos Linares y su equipo nos están dando una gran mano, junto a los trabajadores que nos acompañan y piensan en nosotros”.
“La idea es tener una cocina enorme, con un gran fogón, para elaborar alimentos para aquellos más necesitados; también vamos a construir dos consultorios grandes y cómodos para la atención médica; queremos continuar con los talleres y sumar nuevas actividades para nuestra gente”, concluyó Quinteros.