La condena a cuatro años de prisión a la dirigente Milagro Sala en el juicio por “lesiones graves” a otro referente social, en 2006, quedó firme luego de rechazarse un recurso de casación presentado por la defensa, informaron hoy fuentes judiciales.
Ante la decisión, desde el Ministerio Público de la Acusación jujeño se evalúan presentaciones en torno de la prisión domiciliaria de Sala, ya que consideran que “ha variado su situación”, según indicó ante la prensa el fiscal de la mencionada causa, Diego Cussel.
“En el día de hoy el Tribunal Criminal 1 sacó un decreto rechazando un recurso de casación que había interpuesto la defensa de Milagro Sala, por haber sido presentado extemporáneamente, por lo que la sentencia ha quedado firme”, informó Cussel.
Explicó que el rechazo del Tribunal tiene que ver con el hecho de que “la defensa no ha apelado a la instancia recursiva en los plazos que tenía según el Código Procesal de la provincia”, resolución que, de todas maneras, estimó, “seguramente recurrirán” aunque “ya no tiene vuelta atrás”. (Fuente: Télam)