El juez federal Alejo Ramos Padilla notificó Elisa Carrió, Paulo Oliveto, Mariana Zuvic y Claudio Bonadio que fueron querellados en el marco de la causa que se tramita en Dolores y que tiene como principal imputado a Marcelo D’Alessio.

Además, les hizo saber «de su derecho a presentarse al tribunal, prestar declaración, aclarar los hechos y/o indicar las pruebas que a su juicio podrían resultar útiles y conducentes».

«A partir de prueba reunida, aparecen involucradas muchas otras personas –algunos de ellos funcionarios públicos-, cuyo examen y valoración excede el análisis formal que se pretende realizar en esta resolución, a quienes –al igual que los imputados y querellados formalmente-debe garantizársele la posibilidad de realizar las aclaraciones que estimen pertinentes, indicar pruebas que a su juicio, puedan ser útiles, designar abogado y en definitiva ejercer del modo más amplió sus derechos», escribió el juez en la resolución.