PUERTO MADRYN – Sobre la intersección de las calles Bouchard y Piedrabuena, al oeste de la ciudad, personal policial y de Tránsito realizaron un operativo de control, en el que fueron verificados más de doscientos vehículos y 400 personas, arrojando una serie de situaciones particulares, entre ellas el secuestro de casi una treintena de motos y la posterior detención de un grupo de sujetos que se movilizaban armados y que quisieron evadir a los agentes.
Durante el procedimiento, un oficial de Policía resultó herido luego de que un motociclista intentara esquivar el control y lo embistiera, quedando finalmente detenido.
Además de los operativos de rigor, que en total fueron dos, hubo detenciones y demoras en otros sectores de la ciudad.

Más de 50 agentes

Se trató de un “control de tránsito vehicular con identificación de personas y saturación”, llevado a cabo en el cruce de dos arterias muy transitadas de la ciudad, y paralelamente otro a pocos metros, sobre la intersección de Bouchard y España. El mismo implicó la afectación de dos patrulleros de la División Operaciones y personal de las distintas comisarías, además de agentes de la División Motos, División Canes y Planta Verificadora.
En total, los uniformados y el personal de Tránsito municipal controlaron unos 261 vehículos, 405 personas, realizaron 49 actas de infracción, incautaron 27 motos y 9 autos y detuvieron a cinco personas, además de un “contraventor”.

Quiso huir y embistió a un policía

Sobre este último, fue un menor de 17 años que ingresó en comisaría por el delito de “desobediencia, atentado y resistencia a la autoridad”. El mismo transitaba a bordo de una motocicleta y “mientras se aproximaba al control de tránsito llevado a cabo en intersección de Albarracín y Piedrabuena, al realizarle las señales lumínicas para que detuviera la marcha, hizo caso omiso y embistió al empleado policial interviniente, comisario Cristian Sartor, quien dio aviso radial de lo acontecido”, indicaron desde la Unidad Regional.
Seguidamente, personal de la División Motos se abocó a la búsqueda del mismo y logró interceptarlo en Piedrabuena al 1.215, entre Alem y Territorios Nacionales”.
Se dio conocimiento a la fiscal de turno, quien dispuso que el joven fuera devuelto a sus familiares. “El moto vehículo en el que transitaba poseía la chapa patente adulterada y carecía de la documentación pertinente para circular, por lo que se procedió a la retención del rodado”, agregaron fuentes policiales. El oficial sufrió heridas leves, según se informó.

Invitó a pelear a los policías

Momentos más tarde, otro sujeto de 23 años, identificado como “L. J.”, fue demorado por infracción a distintos artículos del Código Contravencional. “En circunstancias en las que el personal de la Guardia de Infantería se disponía a identificar al individuo en la intersección de las calles 9 de Julio y avenida Roca, se constató que el mismo se encontraba bajo los efectos del alcohol o de alguna otra sustancia tóxica; el ciudadano se mostró reticente al proceder policial e incitaba a reñir a los uniformados, por lo que se produjo su demora”, señalaron.

Exaltados, se negaron al control

El momento más tenso durante el despliegue policial en distintos sectores, tuvo lugar en una de las bajadas costeras, sobre el boulevard Guillermo Brown; allí, “unos sujetos se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en el interior de un vehículo marca Renault Scenic, y al constituirse el móvil policial, personal de la Guardia de Infantería y de la Comisaría Tercera primeramente constataron que había cuatro ocupantes dentro del rodado”, precisaron desde la Policía, sumando a ello que “se les solicitó descender del vehículo, pero se tornaron reticentes, alterándose y negándose aportar los datos, siendo necesario reducirlos atentos al grado de exaltación que presentaban”.

Ebrios y armados

Al mismo tiempo, consignaron, “se encontraban bajo los efectos del alcohol, y al realizar una inspección del vehículo mediante la utilización de linternas, se constató que en el apoyapiés trasero, del lado derecho, había una empuñadura de arma de fuego tipo pistola, marca Bersa, semi oculta entre el tapizado”.
Seguidamente, se dio intervención a la fiscal de turno, “quien dispuso la detención de los cuatro sujetos y su correcta identificación, así como también el secuestro del vehículo para su debida requisa y posterior incautación del arma de fuego”.
Los individuos fueron identificados como “E. H.”, de Puerto Madryn, “A. D. S.”, de Bariloche, y “G. A. P.” y “A. V. P.”, ambos de Trelew, “todos mayores de edad, entre 22 y 28 años”.

Municipalidad de Puerto Madryn