El gobernador Mariano Arcioni viajó a Buenos Aires, junto al ministro Federico Massoni y otros integrantes del gabinete provincial para gestionar fondos ante Nación, entre otras gestiones. Previo a su partida el titular del Ejecutivo provincial se reunió con los diputados del bloque de Chubut Somos Todos (ChuSoTo), a fin de analizar la agenda de labor hasta el 10 de diciembre próximo.
Según trascendió Arcioni se reunió primero a solas con el diputado Jerónimo García a quien le habría solicitado que vuelva a la presidencia del bloque oficialista, ya que al parecer días pasados hubo una fuerte discusión entre el titular del Ejecutivo y el diputado Rody Ingram, quien actualmente preside el bloque.
Todo indica que Jerónimo aceptó el desafío, pero las versiones de pasillo advierten que su decisión sería recompensada en la próxima gestión cuando Mariano Arcioni asuma como gobernador de Chubut con el respaldo que le dieron las urnas el pasado 9 de junio.
Así las cosas, al parecer no faltaron los pases de factura por parte del Gobernador a los legisladores del oficialismo, y los más castigados de la reunión habrían sido Zulema Anden y Adrián López. El rawsense se habría animado a exponer sus pretensiones para después del 10 de diciembre cuando finalice su mandato como diputado, y Arcioni le habría pedido que aproveche el tiempo que resta en su banca para asegurar la ley electoral provincial, entre otros aspectos.
Rody Ingram fue el gran ausente producto de la disputa previa con el titular del Ejecutivo que ya habría trascendido todos los pasillos, y tampoco asistió al encuentro el diputado Alejandro Albaini, quien estaría fuera de la provincia por razones particulares.
Arcioni recibió a los diputados Adrián López, Jerónimo García, Cristina De Luca, Cecilia Torres Otarola, Zulema Anden y Alejandra Johnson Táccari.

Sin aumento

Cuando resta aún abonar salarios del mes de junio a la gran parte de los empleados judiciales y legislativos, entre otros ya trascendió que las liquidaciones de salarios de julio que comienzan esta semana se harían sin incorporar los aumentos pactados en paritarias.
La decisión se habría notificado al área de competencia para que se liquiden los sueldos de los estatales de Chubut con los montos vigentes a mayo 2019.
No crece el optimismo con estas novedades, ya que de ser así, esto traería aparejado el gremio docente vería cumplido su pronóstico y los trabajadores no estarían percibiendo la cláusula gatillo correspondiente a los sueldos de julio.
En tanto este miércoles se convocó a conciliación obligatoria al gremio de ATE, que había anticipado un paro de actividades desde hoy y hasta el viernes, quienes reclaman por el pago de los aumentos acordados en paritarias.
En cuanto a los salarios de junio que restan cancelar, hay fuertes versiones que indican que los últimos pagos que corresponderían a los sueldos de mayor rango, se concretarían la primera semana de agosto, aunque oficialmente no se pudo confirmar.

Gobierno de Chubut