La distribuidora Cammesa calificó de “moroso crónico” a la Cooperativa de Servicios Públicos de Rawson y le ordenó reducir el consumo de energía a partir del próximo jueves. La deuda trepa a 450 millones de pesos. La advertencia se transforma en una cuenta regresiva para la ciudad capital ya que, de no bajar el consumo, Cammensa aplicaría, dentro de una semana, una compulsiva baja de potencia. Después de varias intimaciones, este sería el primer caso en que se impone una sanción efectiva sobre una cooperativa, y son varias las que en Chubut están en similar situación.
El presidente de la Cooperativa de Rawson, Marcelo Griffiths, admitió sobre la gravedad de las circunstancias y los efectos negativos que implicará para toda la comunidad, al tiempo que consideró que se debe acelerar el tratamiento en la Legislatura del proyecto de ley para que la Provincia afronte la deuda de todas las prestadoras locales y se evite la caída de potencia a la ciudad.
Griffiths interpreta que la única posibilidad de arreglo en lo inmediato es que se apruebe una ley y que el Gobierno del Chubut se haga cargo de la deuda que tienen las cooperativas por un monto global de 2.500 millones de pesos, pero que a partir de intereses Cammesa reclama un total actualizado de 4.600 millones de pesos.
Pero más allá de esto, considera que de inmediato las municipalidades “deben dejar de ser los entes concedentes porque el sistema fracasó ya que culpa de la tarifa política de las municipalidades se desfinanciaron las cooperativas”, criticó.
En el caso de Rawson explicó que cuenta con una planta de personal de 140 empleados con una masa salarial de 18 millones de pesos, es decir que el sueldo promedia los 128 mil pesos por mes.
En tanto, el presidente de la Cooperativa explicó que la deuda que reclama Cammesa supera los 449 millones, aunque dijo que habría que descontar los montos que fueron tomados de los embargos a las cuentas bancarias de la entidad.
“La verdad que hoy por hoy llegar a esta situación es lamentable, pero una vez más Cammesa hace una embestida a través de los medios publicando solicitadas, advirtiendo a la población de nuestra ciudad sobre la situación que estamos viviendo”, precisó Griffiths. Además, admitió que la cooperativa capitalina entró en la categoría de moroso crónico, y explicó que esto sucede cuando “hay más de dos boletas no pagas en Buenos Aires, te consideran moroso como tal y te llegan un montón de sanciones, una de esas es disminuir un 10 por ciento la distribución de energía, o estar embargado en un 30% que ya lo estamos, y un montón de cosas más que esperemos que no sucedan”, describió sobre el sombrío panorama para el corto y mediano plazo.
El dirigente capitalino volvió a cargar contra las autoridades municipales que han frenado diferentes pedidos de incrementos tarifarios y con ello el desfinanciamiento de la entidad. “A través del estado municipal se podrían regular cuadros tarifarios que nos permitan ser previsibles y nos den la posibilidad de absorber lo que el dólar viene haciendo hace unos años”, sugirió como una suerte de tarifa móvil. “Hay que dar una discusión en este aspecto porque hemos cometidos muchos errores en estos últimos 30 años, porque no nos podemos quedar sin energía, sin agua y cloacas”, enfatizó.

Gobierno de Chubut