Si bien el Ejecutivo de Chubut envió a la Legislatura los pliegos del contador Julio Tomás Ramírez, para que siga como presidente del Directorio del Banco del Chubut SA, en la Comisión Permanente de Asuntos Constitucionales y Justicia, no hubo apuro alguno por dar tratamiento al asunto, y tampoco lo habría en los próximos días.
Mucho se dijo acerca de otras designaciones en la entidad crediticia, y de hecho la Asamblea del Directorio se encuentra en cuarto intermedio hasta el próximo 22 julio, cuando se espera lograr la designación de las autoridades.
Sin embargo, respecto de la presidencia, existirían pocas probabilidades que obtenga visto bueno de la Legislatura, y se encienden las alertas, ya que todo indica que detrás de cada traba en la casa de las leyes hay un sinnúmero de negociaciones en danza.
Según trascendió, Ramírez habría tomado contacto el titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el diputado Manuel Pagliaroni a quien consultó acerca de las razones por las que no hubo tratamiento del pliego en cuestión, pero no habría obtenido respuesta alguna a su requisitoria. Hasta el momento se sabe que la Asamblea fue convocada para el 22 de julio a fin de retomar el tratamiento de los temas de interés, que incluye las designaciones de los directores, y fecha en la que se esperaba contar con la designación del Presidente previo paso por la Legislatura, lo que por el momento está lejos de suceder ya que la Cámara de Diputados entró en receso hasta el 25 de julio.

Dicen que dicen

Según fuentes oficiosas, el gobernador habría enviado el pliego de Ramírez, pero no del todo convencido sobre su designación, lo que coloca un manto de sospecha acerca de cuantos serían los legisladores dispuestos a aprobar el pliego y que intereses persigue cada uno.
Claro está que las negociaciones están en marcha, después todo en mensos de seis meses más de un diputado deja su banca y no es extraño suponer que estén buscando otra banca para mantener ciertos beneficios que brinda el ejercicio del poder político.
Una fuente calificada se animó a reflexionar acerca de la complicidad de algún funcionario del Ejecutivo en la demora del tratamiento del pliego de Ramírez, e incluso puso en duda ciertas lealtades. Sin ir más lejos, la semana anterior el ministro de Economía, Luis Tarrío, afirmó que desconocía que la Legislatura hubiera aprobado la compensación de partidas, pero previo a su confesión, ya había expuesto al gobernador Arcioni.
Mismas fuentes advierten que Tarrío era uno de los que se había anotado para la presidencia del Banco, porque al parecer el cargo trae consigo una serie de beneficios, que serían bien recibidos por un sinnúmero de exfuncionarios deseosos de volver a tener caja.

Versión oficial

Consultado por El Diario, el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Manuel Pagliaroni, precisó que “en la medida de que no haya suficientes interesados en la comisión para tratarlo y votarlo quedará ahí. En el caso de Ramírez se presentó después de la asamblea del Banco, lo que nos deja dudas de si realmente el gobernador quiere la designación o no. No hubo ningún representante del Gobierno a justificar o a pedir el acompañamiento de esos pliegos y a explicar qué es lo que quieren. Sí hubo buena predisposición por parte de Ramírez y Garzonio, pero no hay avances todavía”, dijo aludiendo también al pliego para la designación del Contador General de la Provincia.
Al ser consultado sobre los pasos a seguir, el legislador manifestó que “si no hay diputados dispuestos a acompañarlos no pasará nada”. En este contexto cabe aclarar que el único representante de la Legislatura de Chubut que se manifestó a favor del tratamiento de estos pliegos fue Adrián López.

Gobierno de Chubut