A once días de las PASO, la campaña presidencial no parece mover el termómetro, ya que no se observa clima electoral acorde a la importancia de lo que está en juego. En ese contexto, todo indica que la elección se encamina a dirimirse en ballotage.
Los precandidatos usan las redes sociales para llegar al electorado, y poco se arriesgan al escrutinio público, de hecho esta semana el oficialismo inició una gira por el interior del país buscando a aliados, pero más bien lejos del electorado. De hecho, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio recorre el país junto al precandidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, y en cada una de sus visitas a las provincias, se replicó más o menos el mismo esquema que este lunes en Chubut. Recorrida de obras financiadas por Nación, visita a una empresa exitosa, reunión con empresarios y mitin a puertas cerradas con la militancia.
En el caso de los Fernández, se exponen un poco más. Mientras Cristina, precandidata a vicepresidente, hace campaña con la presentación de su libro donde la quieran escuchar, Alberto hace pie en la provincia de Buenos Aires, donde vive el mayor porcentaje del electorado nacional.
No abundan las movilizaciones, ni las pegatinas y los precandidatos eligen muy los escenarios, ya que nadie quiere exponerse al escrache, y todos apuestan a las debilidades de sus adversarios, más que a su propio capital político.
Así las cosas, Macri apunta a la imagen negativa de Cristina. Mientras tanto Alberto cuela la economía en cada discurso y Roberto Lavagna apuesta a que la polarización desgaste aCristina y Macri, con la esperanza de que los electores busquen una tercera opción.
Hasta ahora, ninguno ha logrado motivar al electorado en torno a sus mensajes y temas de campaña, por lo que el frío invernal persiste en el clima electoral.

Las propuestas

Qué idea de país representa cada partido que pugna por la presidencia es una de las preguntas que seguramente se hacen los electores.
El espacio Juntos por el Cambio, representado por Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, propone alcanzar una macroeconomía estable, equilibrar el presupuesto público y generar condiciones regulatorias y fiscales para crear empleo formal. Este espacio también plantea poner en discusión las regulaciones del mercado de trabajo. Otro de los principales ejes de la campaña de Juntos por el Cambio es la lucha contra el narcotráfico y la promoción de una cultura emprendedora.
El Frente de Todos, encabezado por Alberto Fernández y Cristina Fernández plantea impulsar el crecimiento de la economía y, en particular, de la actividad industrial, como punto de partida para la generación de empleo y la recuperación del poder adquisitivo de salarios y jubilaciones. También plantea una profundización del federalismo a partir de un fuerte fomento de las economías regionales y una integración al mundo con una mirada «más pragmática» que atienda los intereses de las empresas y de los trabajadores.
Consenso Federal, cuyos candidatos son Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, hace hincapié en la necesidad de renegociar de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, de impulsar la creación de estímulos a las Pequeñas y Medianas Empresas y a los emprendedores para la reactivación económica. Lavagna propone, además, la conformación de un Consejo Económico y Social dirigido a la sociedad civil.

Economía en debate

Alberto Fernández habló el domingo sobre su plan de desmantelar rápidamente el circuito de las Letras de Liquidez (Leliq) y desató uno de los debates más interesante de la deslucida campaña electoral.
El precandidato por Frente de Todos dijo concretamente que durante un eventual Gobierno, “vamos a dejar de pagar los intereses de las Leliq que la Argentina está pagando todos los días”. Claro que no brindó precisiones técnicas sobre cómo se implementaría ese desmantelamiento, pero logró instalar el debate.
El Fondo Monetario Internacional se metió en la polémica de las Leliq que inició Alberto Fernández y al revés que el candidato peronista, aseguró que «las tasas de interés reales deberán permanecer altas por más tiempo».
Así lo expresó el argentino-mexicano Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo al dar a conocer las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe.
No obstante, reconoció que la continuidad de esta política monetaria provocará un menor crecimiento del PBI. A su parecer, las tasas altas deberán fijarse producto de la persistente inflación que desacelera a un menor ritmo del previsto y es por ello que el Fondo ha recortado el pronóstico del avance del nivel de actividad económica para la Argentina de cara al 2020.

Chubut elige diputados

En Chubut la campaña electoral es tanto o más deslucida que a nivel nacional, ya que además de la categoría presidencial, sólo se elegirán diputados nacionales, y ante el escenario de crisis financiera que atraviesa la provincia, que derivó en el reclamo masivo de los gremios estatales por la demora en el pago de salarios, la ciudadanía no parece muy permeable a los discursos de campaña.
Algunas localidades eligen intendente, por caso el distrito más poblado de la provincia, Comodoro Rivadavia, y aun así no parecer desbordar el entusiasmo electoralista, más bien por el contrario.
Chubut elige diputados nacionales, y si bien hay cierta tendencia, por el momento no se arriesgan resultados. A excepción de Santiago Igón que fue elegido a dedo y con escaso consenso partidario como único candidato del PJ; en las filas de Juntos por el Cambio y Chubut al Frente, deberán dirimir interna el próximo 11 de agosto, lo que permitirá no sólo definir los candidatos que irán a las generales de octubre, sino también clarificar la tendencia. El clima electoral no entusiasma, pero ya hay cuenta regresiva de cara a las PASO.