El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, fue muy cauto al referirse a la resolución que desestimó la denuncia del Concejo sobre presuntas irregularidades en el otorgamiento de microcréditos. El cordillerano aseguró que ha pedido “mayor cuidado” a sus funcionarios. La denuncia no prosperó, porque los audios que circularon donde funcionarios admitían errores, no constituyen delito, solo desaciertos.