A casi una semana de que los estudiantes de la Escuela Politécnica 703 “José Toschke” llevaran adelante una “ocupación pacífica” del establecimiento, a la crisis del sector estatal, con una importante repercusión en el ámbito educativo, se le sumó una nueva modalidad de protesta que realizarán el CCT Conicet-Cenpat, conjuntamente con el Instituto Superior de Formación Docente 803.
El mismo consistirá en una “clase pública” de investigación, la cual se llevará a cabo el martes entre las 18 y las 19:30 horas, en el Monumento a la Mujer Galesa, epicentro de los reclamos de trabajadores públicos más recientes.
Para los alumnos del ISFD 803, el escenario es poco prometedor: al no poder cursar, tampoco están pudiendo realizar las prácticas profesionalizantes, lo que conllevaría a la pérdida de dichas materias, que son anuales, y deberían recursarlas, extendiendo el plazo para recibirse en un año más que lo estipulado en el cronograma de estudio.

Quiénes participarán

Bajo la consigna de que “entre todos, defendamos lo público”, la clase contará con la presencia de docentes, investigadores y maestros del ISFD 803, que actualmente transita una compleja situación por la falta de clases.
A la convocatoria del martes se sumarán integrantes del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) “Fontana”, impulsores de la marcha, así como también las comunidades educativas de las escuelas 84, 110,152, 410, 457, los CDI 8, 607, 703,750 y la Escuela de Educación para Jóvenes y Adultos (EPJA) 7.701.

Visibilizar los reclamos

Desde la organización de la actividad anticiparon que “seremos todos los niveles educativos (Inicial, Primario, Medio, Adultos y Superior) unidos por un ideal en común”, agregando que “esta clase pública posibilitará dar a conocer la intencionalidad de la investigación académica científica, mostrar cómo se construye un determinado problema de investigación y cómo se lleva adelante el proceso de construcción de nuevos conocimientos”.
Al mismo tiempo, consignaron que “nos propusimos realizar esta acción política porque estamos convencidos que la mejor forma de defender una educación pública es mostrando lo que hacemos, es estando activos, pensantes y críticos en espacios colectivos”.
La jornada concluirá con un cierre a cargo de artistas locales, que realizarán presentaciones culturales y musicales, como ha venido ocurriendo en otraas convocatorias enmarcadas en el conflicto de trabajadores estatales.

Perder un año por el conflicto

Los primeros impulsores de la “marcha de antorchas”, que generó la masiva adhesión de otros gremios incluso ajenos al ámbito educativo, fueron el Instituto Superior de Formación Docente 803 de Puerto Madryn, y el Instituto Superior de Formación Docente Artística 803 de Trelew, cuyo Anexo funciona en una escuela de la ciudad del Golfo.
En el caso del primero, además de que no se encuentran garantizadas las condiciones sanitarias, de higiene y seguridad para que se dicten las clases por efecto de las medidas de fuerza de auxiliares, se les suma una situación todavía más grave: allí se dictan los profesorados de Educación Primaria y de Educación Inicial, entre otros.
No obstante, quienes cursan un tramo avanzado de ambas carreras, actualmente no sólo no están pudiendo cursar las materias, sino que ello tampoco les permite realizar las prácticas profesionalizantes.

Un año más

Estas últimas se llevan a cabo en distintas escuelas y jardines de Puerto Madryn, los cuales, al no abrir sus puertas por el propio conflicto que mantiene sin clases a la ciudad desde hace más de un mes y medio, no permiten que los estudiantes de las carreras sean evaluados en el desarrollo de las prácticas profesionalizantes.
De este modo, los alumnos “perderían” dichas materias y, al ser las mismas de carácter anual, deberían recursarlas, por lo que el cronograma regular previsto para que se reciban se extendería un año más, a raíz de un conflicto que repercutió de manera directa en su formación académica.

Municipalidad de Puerto Madryn