Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el planeta, o por lo menos el hemisferio norte, ha soportado el mes de julio más caluroso de la historia, destacando que la reciente ola de calor europea ha roto récords de todos los tiempos.
Las altas temperaturas de julio se han producido después de que el mes de junio haya también entrado en los registros como el más cálido del mundo.
Los primeros 29 días del mes fueron ligeramente más cálidos que julio de 2016, el más caluroso antes del presente año. Hace tres años, el promedio de las temperaturas sobre la tierra y el océano fueron 0.87 grados centígrados (1.57F) por encima del promedio del siglo XX, según la OMM y la Administración Atmosférica (NOAA).

“Es necesario tomar medidas ahora”

“Siempre hemos vivido veranos calurosos. Pero esto no es el verano de nuestra juventud”, ha reconocido a Reuters el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres. “Es necesario tomar medidas ahora”, ha afirmado.
Los científicos relacionan las altas temperaturas registradas con el calentamiento del planeta provocado por el cambio climático, que generará un aumento de 1.5 grados centígrados entre 2030 y 2052 si no se ataja la situación y se mantiene el ritmo de deterioro actual.
Las temperaturas récord de julio de 2016 fueron vinculadas al fenómeno de El Niño, un factor meteorológico que contribuye al calor. Pero este fenómeno no se ha dado este año, cuando se ha batido el récord de ese ejercicio.

http://www.andesonline.com/