La semana pasada, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay lanzó una alerta a sus ciudadanos que estaban planeando viajar a Estados Unidos, “ante la creciente violencia indiscriminada” en el país norteamericano. De acuerdo a Montevideo, esta violencia, en su mayor parte, es “por crímenes de odio” que tienen su raíz en “el racismo y la discriminación”, por lo tanto recomendaron a los ciudadanos uruguayos evitar, particularmente, visitar algunas ciudades de como Detroit, Baltimore y Albuquerque, que se encuentran “entre las 20 más peligrosas del mundo”, según el índice de Ceoworld Magazine 2019.
Además, les aconsejaron “evitar los lugares donde se producen grandes concentraciones de personas”, como “parques temáticos, centros comerciales, festivales artísticos, actividades religiosas, ferias gastronómicas y cualquier tipo de manifestaciones culturales o deportivas multitudinarias”.
Pero la respuesta de Estados Unidos no se hizo esperar, en la voz de su propio presidente Donald Trump, quien advirtió: “Somos una nación muy recíproca” y habló de “reciprocidad” por alertas de viajes, pero no dijo en qué podrían consistir esas medidas. Además de Uruguay, las otras naciones que publicaron alertas fueron Venezuela, Japón, Alemania, Irlanda, Canadá y Nueva Zelanda.

Fuego contra fuego

De esta manera, este viernes, Trump amenazó con represalias indefinidas contra países y organizaciones que emiten advertencias de viaje a los Estados Unidos debido a la violencia armada: “Si lo hicieran, simplemente corresponderíamos”, dijo Trump durante un amplio debate improvisado con periodistas en la Casa Blanca, en camino a acciones de recaudación de fondos en Nueva York.
“Somos una nación muy recíproca conmigo a la cabeza. Cuando alguien nos hace algo negativo en términos de país, se lo hacemos a ellos”, dijo Trump.
En el caso de Uruguay, la recomendación del gobierno fue una respuesta a otro hecho: el endurecimiento de la valoración de Uruguay por parte de Estados Unidos en términos de seguridad pública. El viernes 2 de agosto el Departamento de Estado norteamericano elevó del Nivel 1 -”Tomar precauciones normales”-, al Nivel 2, que significa “Ejercer mayor precaución debido a la criminalidad”.
“El Departamento de Estado de los Estados Unidos ajustó el nivel de recomendación de viaje para Uruguay para reflejar con mayor precisión las preocupaciones de seguridad debido a la criminalidad”, expresa la comunicación que dio a conocer la embajada.

http://www.andesonline.com/