Los gobernadores enfurecieron con Cambiemos luego de que los radicales los acusaran de «extorsionadores» por presentarse ante la Corte para frenar la medida de Mauricio Macri de quitar el IVA de los alimentos básicos. Chubut se sumó al lote de provincias que recurrieron al máximo tribunal demandando que se declare la inconstitucionalidad de los DNU presidenciales, sumando así una escalada de tensión en la relación política.
La Casa Rosada había iniciado una instancia de diálogo con la que logró reducir de 19 a 13 la cantidad de provincias que se presentaron este lunes en el Máximo Tribunal para retrotraer los decretos del presidente que repercutirán directamente en menos ingresos por coparticipación.
El propio Macri les dijo a sus funcionarios en la noche del lunes que estaba satisfecho con las gestiones para reducir el número de las provincias litigantes.
Pero los radicales complicaron todas las gestiones. Luis Naidenoff y Mario Negri, dos de los integrantes de la nueva mesa política que armó Macri después de la derrota en las Paso, prendieron el ventilador contra los mandatarios.

Nafta al fuego

«Los gobernadores extorsionan, no presionan. Cuando asumió el Presidente golpeaban la puerta porque tenían que pagar salarios. Sólo ocho provincias tenían superávit y a fines de 2018 son 19 en total», disparó Naidenoff haciendo enardecer a los mandatarios provinciales.
Más medido, Negri dijo que «hay muchos gobiernos provinciales que no por decisión del Gobierno nacional se endeudaron en dólares». «Pero eso no se lo carguen en la cabeza al presidente», advirtió.
Los gobernadores peronistas enfurecieron con esas declaraciones y la estrategia de la Rosada para contenerlos empezó a tambalear.
El entrerriano Gustavo Bordet, uno de los gobernadores que había frenado su reclamo tras las conversaciones con la Rosada, se presentó ante la Corte este martes. De ese modo pasaron a ser 14 las provincias que denunciaron al Gobierno.
El rionegrino Alberto Weretilneck se había presentado ante la Corte el lunes por la mañana y había retirado la denuncia al mediodía tras dialogar con el Ejecutivo. Este martes salió con los tapones de punta contra Cambiemos y analiza presentar su propio reclamo.
Weretilneck cuestionó «la virulencia de la mesa de anoche de Cambiemos, donde nos acusan de extorsionadores a los gobernadores». «Piden que tengamos diálogo, vínculos, y por otro nos acusan de extorsionadores», dijo el gobernador a Vos en Radio de Río Negro.

“Son tan inútiles”

El más duro fue el santiagueño Gerardo Zamora: «Son tan inútiles que vamos hacia el default porque todos los días se van en promedio 300 millones de dólares del Banco Central. Yo los único que le diría es que se dediquen a gobernar por lo menos lo poco que les queda con cierta dignidad y responsabilidad», dijo el gobernador de Santiago del Estero.
«Voy a tratar de ser lo más respetuoso posible, porque tratarlos de burros sería tratarlos de ignorantes y esto no lo dicen de ignorantes. La palabra extorsión implica un delito. ¿Reclamar un derecho en la Justicia es una extorsión? Estamos ante la demostración del desprecio que tienen por el federalismo y el republicanismo del que tanto se llenan la boca hablando», dijo Zamora.

Peligro explosivo

En una carrera contra el reloj, en medio de un clima de imprevisibilidad política y económica, el Gobierno abrió esta semana un nuevo canal de diálogo con gobernadores de la Patagonia y empresas petroleras para buscarle una salida al entuerto en torno al congelamiento del precio de los combustibles, una medida que Mauricio Macri tuvo que desempolvar desde la época kirchnerista y que le abrió un inesperado frente de conflicto con uno de los sectores en los que se movía con más comodidad.
A última hora de la mañana, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, recibió en su despacho a Omar Gutiérrez, el gobernador de Neuquén, que mantiene una buena sintonía con la Casa Rosada y que la semana pasada recurrió a la Justicia contra la medida que congeló por 90 días el precio de referencia del barril de crudo en torno a los $45.
«Estamos trabajando en una salida que involucre a todos los actores y llegar a un acuerdo. Hay muchos sectores involucrados y estamos negociando uno a uno», aseguraron allegados al Ministerio de Hacienda. «Buscamos soluciones al tema combustibles consensuadas con el gobernador de Neuquén», escribió Lacunza en su cuenta de Twitter.
Según las provincias productoras de hidrocarburos –como Santa Cruz, Río Negro y Chubut, además de Neuquén–, las pérdidas en sus ingresos por regalías de petróleo ascienden al 15%. Otros gobernadores podrían desfilar por los despachos oficiales en estos días.
Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se había inmiscuido personalmente en el conflicto. En la planta baja de la Casa Rosada fue anfitrión de un encuentro con Gastón Remy, el CEO de Vista Oil & Gas, la petrolera que conduce Miguel Galuccio. Ambos tienen una relación asidua y directa, a tiro de WhatsApp, con el Presidente.

Medidas improvisadas

Macri tuvo que instruir a su secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, a que avance en soledad con la Ley de Abastecimiento de los combustibles para que los precios no se trasladen a los surtidores y la devaluación post PASO no golpee en la inflación, que en los próximos meses, de cara a las elecciones generales de octubre, mostrará una notable alza en los números del INDEC.
El jefe de Estado manoteó ese decreto en paralelo a la eliminación del 21% del IVA en los productos de la canasta básica y a la suba del mínimo no imponible de Ganancias y cambios en el monotributo, otras medidas que también enfurecieron a los gobernadores, que este lunes presentaron recursos ante la Corte Suprema.
El decreto vuelve a poner en veredas opuestas a diversos sectores de la Casa Rosada. Ayer, Frigerio, Lacunza y Lopetegui podrían reunirse para discutir los pasos a seguir. Y encontrarle un atajo a un complejo cortocircuito, uno de los tantos que enfrenta Macri en sus horas más cruciales.

En manos de la Corte

Tal como habían advertido, la mayoría de los gobernadores opositores presentaron ayer demandas ante la Corte Suprema de Justicia para que declare inconstitucional los tres decretos (561, 566 y 567) por los que la Nación eliminó el IVA a un grupo de alimentos, subió el piso de Ganancias y congeló el precio del petróleo. La presentación incluyó una cautelar para que -hasta que se resuelva la cuestión de fondo- no se retraigan los recursos de los fondos coparticipables.
Será la Procuración General del cuerpo la que determine si es competencia de la Corte definir este tema. Las presentaciones las realizaron Formosa, Tierra del Fuego, Catamarca, Chubut, La Pampa, La Rioja, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tucumán, Santa Fe y San Juan.
El listado original incluía también a Misiones, Chaco, Río Negro y Neuquén, que postergaron la presentación ante algunas llamadas desde la Casa Rosada; la administración rionegrina desistió después de haber ingresado la documentación.
El gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, confirmó que recibieron una llamada de ministros de la administración nacional: «Nos solicitaron aguardar hasta fin de mes para conocer el impacto de las modificaciones en IVA y Ganancias, con el compromiso de compensar cualquier pérdida que puedan sufrir los recursos provinciales».
La Carta Magna manda que cualquier modificación impositiva sobre tributos que afecten a las provincias por coparticipación deben estar consensuada con los gobernadores, y ratificada por ley en el Congreso de la Nación. El máximo tribunal tiene ahora la pelota en su cancha, pero podría volver a plantear el esquema del reclamo del fondo sojero, abrir una instancia de 90 días para que las partes hallen una salida política consensuada.