Según una nueva investigación publicada en la revista Nature, la gigantesca isla de basura que flota en el Océano Pacífico está creciendo a gran velocidad. De acuerdo al estudio, esta área de residuos, descubierta en 2011, que se expande por un 1,6 millón de kilómetros cuadrados, es decir, más del 50% del tamaño de toda la Patagonia, contiene cerca de 80.000 toneladas de plástico.
Lo realmente preocupante de estas cifras y lo que levantó el alerta de los especialistas es que este número es 16 veces más alto de lo reportado anteriormente. Además, un lugar específico dentro de esta área tiene la mayor concentración de plástico jamás registrada. «La concentración de plástico está aumentando. Creo que la situación está empeorando», señaló Laurent Lebreton, autor principal del estudio de The Ocean Cleanup Foundation en Deltf, Holanda.
«Esto pone de manifiesto la urgencia de tomar medidas para detener la llegada de plásticos al océano y para limpiar el desastre existente».

¿Qué es y de dónde viene?

La basura se acumula en todos los océanos, pero la mancha más grande es la que está en el Pacífico, entre Hawái y California.
Esta área de basura es descrita a menudo como una masa o una isla, aunque en realidad es una zona con una gran concentración de plástico que aumenta a medida que uno se aproxima a su centro.
Se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos atrapados en las corrientes del giro del Pacífico Norte, pero a pesar de su tamaño y densidad, la isla de basura oceánica es difícil de ver incluso mediante fotografías satelitales y tampoco es posible localizarla con radares.
Si bien es fácil imaginarla llena de botellas de plástico u otros recipientes, más bien son microfragmentos, del tamaño de un grano de arroz, que están contaminando y destruyendo lentamente el ecosistema oceánico.
China, Indonesia, las Filipinas, Tailandia, y Vietnam son los países que descargan más residuos plásticos al mar, casi tanto como todos los demás países del mundo juntos. Los ríos Yangtze, Amarillo, Hai y de las perlas en China, el Indus en Pakistán, el Nilo en Egipto, el Ganges en India, el Amur de Sinoruso, el Níger de Nigeria, y el Mekong de Vietnam descargan el 95% de los plásticos que invaden los océanos. Estimándose que el 80% de la basura proviene de zonas terrestres y el 20% de los barcos.