Tras la dura derrota en las PASO de este domingo, Mauricio Macri aseguró que la apuesta del Gobierno es llegar con vida al balotaje de noviembre para disputarle mano a mano la Presidencia a Alberto Fernández.
«Confío en que vamos a revertir este mal resultado y que vamos a tener una elección más pareja en octubre que nos va a permitir ir a una segunda vuelta», , sostuvo el mandatario durante una conferencia de prensa brindada en la Casa Rosada junto al senador y candidato a vicepresidente por el oficialismo Miguel Ángel Pichetto.
En ese sentido, el Presidente consideró que “los votos que no nos acompañaron representan una bronca acumulada” al tiempo que afirmó que “estamos acá para seguir trabajando”.
Fiel a su estilo, el mandatario volvió a repetir uno de sus caballitos de batalla para esta campaña electoral: la continuidad del proyecto político que él mismo encabeza. “Estamos convencidos para proponer, debatir y que en octubre sepa que tiene una buena oportunidad para que el cambio continúe”, lanzó Macri.
Por otra parte, el Presidente anticipó que no habrá cambios en equipo de ministros. «Los cambios de Gabinete se hacen cuando uno pasa una elección o empieza otro periodo», señaló.
En lo que respecta a la disparada del dólar, el Jefe de Estado consideró que «el kirchnerismo tiene que hacer un esfuerzo adicional para mostrar que va a hacer algo distinto» si gana y no «dañar a los argentinos» por la «inestabilidad cambiaria».
«Ellos han dicho que ponen en duda los compromisos, las Leliq, no lo dije yo», afirmó Macri, y sostuvo que «el kirchnerimo ya gobernó y el mundo conoce lo que hizo», por lo que -evaluó- ahora «tiene que hacer un esfuerzo adicional para mostrar que va a hacer algo distinto».
(Fuente: Ámbito Financiero)