TRELEW – Un empleado de una estación de servicio, que se dirigía a su trabajo a bordo de una motocicleta, colisionó fuertemente con un Renault 11 en el cruce de las avenidas Fontana e Inmigrantes. Por la fuerza del impacto, la víctima fue arrojada a unos 50 metros del lugar del choque, luego de que la moto girara sobre su propio eje. Hubo varios transeúntes ocasionales que fueron testigos del siniestro. El hecho afortunadamente no arrojó un saldo trágico, ya que el motociclista acusaba fuertes dolores en la cabeza y, literalmente, salvó su vida por tener puesto el casco, habiendo caído pesadamente sobre el asfalto tras salir despedido de su vehículo. Según presume la Policía, alguno de los dos conductores habría pasado el semáforo en rojo en dicha intersección.

Municipalidad de Trelew