A poco más de una semana de que la concejal Araceli Di Filippo se hiciera cargo de la Intendencia de Rawson, los afiliados al Sindicato de Empleados Municipales Agremiados levantaron este viernes el acampe frente al edificio estatal. El gremio, mediante nota, reconoció “el esfuerzo del Ejecutivo por lograr en poco más de una semana regularizar casi la totalidad” de los reclamos laborales.
El paro de los trabajadores comenzó el 2 de julio, por incumplimientos de la intendencia anterior. Los afiliados del sindicato EMA, merced a las gestiones que encabezó Di Filippo y pudieron descomprimir varios compromisos incumplidos, y por ello la decisión de levantar el acampe.
Los estatales se sumarán desde la próxima semana a las actividades que ya retomaron algunos agentes, aunque se mantienen en estado de alerta “hasta tanto se complete el pago de planes de empleo, de las categorías 14 a 18, y contratos de julio”, reza el texto.