En la ciudad de Esquel continúa el juicio oral y público por el intento de homicidio en el que está acusado Leonardo González.
Este jueves alegaron las partes manteniendo tanto el fiscal como el defensor sus postulaciones del inicio del debate. Fidel González pidió la declaración de responsabilidad por el delito de daño y por tentativa de homicidio, en tanto que el defensor insistió en la falta de prueba sobre la autoría del daño y planteó la legítima defensa.
Finalmente. el Tribunal conformado por Fernanda Révori, Hernán Dal Verme y José Luis Ennis, se retiró a deliberar y dará a conocer su resolución el viernes 23 al mediodía.
El acusador repasó los testimonios, fundando su pedido de declaración de responsabilidad en los aportes del personal policial que tomó intervención en el lugar del hecho. El defensor insistió con las condiciones en las que se produjo el episodio, la actividad desplegada por quién se presentó como víctima en esta investigación y la necesidad de actuar en defensa propia y de terceros por parte de los acusados.

Los hechos

El 8 de octubre de 2017, aproximadamente a las 2:30 horas, la víctima llegó al barrio en su vehículo, estacionando en proximidades de la casa de González. Este último estaba acompañado por Diego Urrutia, se inició una discusión entre los tres, en la que se gritaron, insultaron y amenazaron mutuamente. El damnificado estaba acompañado por su hijo de 12 años y para evitar problemas se dirigió rápidamente hacia su vivienda, seguido por Urrutia y González, quienes continuaban insultándolo y provocándolo hasta que llegó la policía.
Con posterioridad, según la fiscalía, los imputados habrían utilizado elementos contundentes para dañar todos los vidrios del vehículo del damnificado. El defensor Horacio Hernández sostiene que no hay ninguna prueba de que sus defendidos fueron los responsables de este hecho.
A las 4 horas sucedió el episodio más violento, la defensa plantea que el damnificado atacó con una escopeta tipo tumbera a los acusados, lesionando a la hermana de uno de ellos y por esa causa actuaron en defensa propia. Por su parte, la acusación indica que González y Urrutia, ambos con cuchillos en mano, acorralaron y arremetieron violentamente contra la víctima, quién esquivaba los puntazos y se defendía con el caño del arma de fabricación casera. Al esquivar un puntazo arrojado por González, Urrutia habría aprovechado y lo apuñaló en el tórax provocándole la perforación del pulmón por lo que debió ser intervenido quirúrgicamente.

Gobierno de Chubut