El gobernador Mariano Arcioni confió a su entorno que se mantendrá prescindente en las elecciones generales del 27 de octubre y no hará proselitismo por ninguna candidatura. Es que este domingo, su “bendecido” para la intendencia de Comodoro Rivadavia; Martín Buzzi, quedó cuarto en la preferencia del electorado con nulas chances de suceder a Linares. En tanto, el otro bendecido por Arcioni, Máximo Pérez Catán, logró un 5% de los votos, perdiendo la interna a manos de Alfredo Béliz. Chubut al Frente incluso quedó detrás del Polo Social, sin chances reales para octubre.