El aumento que experimenta la cotización de la onza de oro en el último año, sumado a la devaluación y la consecuente alza del dólar en Argentina, han producido un incremento significativo en los distritos donde se desarrollan proyectos mineros metalíferos.
En el caso de San Juan, en los primeros siete meses de 2019 el Ministerio de Minería recibió 556.555.481,60 pesos en concepto de cobro de regalías, en función de la facturación de las tres minas sanjuaninas -Veladero, Gualcamayo y Casposo- lo que significa un aumento del 64% comparado con los 338.918.786,49 pesos de igual periodo de 2018, según cifras oficiales.
Es de esperar que la suba de las regalías supere al índice de precios interanual que hasta el mes pasado acumuló un 55,8%. Al que sí superó es al monto esperado por el Gobierno: lo efectivamente ingresado en regalías hasta ahora ya supera en un 77,52% a los 313.500.000 pesos que se esperaban para todo el año.
Hay tres factores que impactan en los ingresos por regalías y son el aumento de la producción, el valor de la onza del oro y las variaciones del tipo de cambio. Estos dos últimos factores son los principales que han hecho saltar los ingresos de regalías, ya que la producción de las minas sanjuaninas ha tenido un leve repunte respecto al año pasado, según coincidieron fuentes del Ministerio de Minería y del sector privado.
El precio de la onza de oro cerró al 31 de julio pasado en 1.410,25 dólares, un 16,6% más que igual fecha del año pasado cuando cotizaba a 1.208,76 según se puede consultar en el portal especializado Bullion Vault. A su vez, la devaluación del año pasado y consecuente aumento del dólar permitió el ingreso de más pesos.

Variables

El valor que tenía el dólar al 31 de julio de 2018 era de 27,90 pesos, mientras que el pasado fin de mes alcanzó los 44,90 pesos (según cifras del Banco Nación), reflejando un aumento del 60,93% en un año. Al recibir más dólares por el aumento de la onza de oro, y a su vez, al convertirlos a pesos a una tasa de cambio más alta, los ingresos por regalías, que son el 3% de la facturación de cada mina, suben exponencialmente.
«El precio del oro subió y la tasa de cambio peso a dólar también, y eso significó ventas más altas en dólares y más pesos por la tasa de cambio», explicó Mario Hernández, presidente de la Cámara Minera de San Juan.
Del mismo modo, como los ingresos de los mineros son en dólares y los costos de producir (salarios de trabajadores, insumos, energía, etc.) son en pesos, se han visto afectados menos por la inflación que acumula en lo que va del año un 58%. Esto lo explica el economista Eduardo Coria Lahóz: «Si sube el oro, suben sus ingresos y además el dólar ha venido subiendo por encima de la inflación desde el 2018», dijo el especialista.
(Diario de Cuyo)

Gobierno de Chubut