COMODORO RIVADAVIA – El conductor de un automóvil pasó de largo en un control operativo y terminó literalmente colgado en la escalera del patio de una vivienda, en un accidente ocurrido en las inmediaciones del barrio 9 de Julio. El hecho tuvo lugar en la calle Curupaití, y los vecinos, al mirar hacia afuera, se encontraron con un Suzuki Fun color bordó pendiendo de la escalera. El sujeto que lo tripulaba intentó sortear un control policial y se metió en un pasaje ubicado entre la avenida Sargento Cabral y calle Malvinas, el cual no tiene salida. El conductor resultó ileso.