Por Trivia Demir

La semana cierra con una agitación social inusitada. A nivel provincial está claro que las dificultades para completar el pago de sueldos a los trabajadores de los tres poderes, mantuvo de cabeza la mayoría de las actividades. La expectativa de hoy está puesta en corroborar si efectivamente se produjo el depósito de los sueldos del ´primer escalón´, de aquellos agentes cuyos salarios no superan los $40.000 que sería no más de 23 mil empleados, sobre más de millón y medio de personas. El segundo escalón se produciría el próximo viernes 23, y finalmente el ´podio´ de los que más ganan se abonaría el viernes 30. Un proceso de desgaste que pese a cumplir con el pago de sueldos dentro del mes, está agobiando a todo el equipo de la gestión Arcioni.
Y mientras la preocupación doméstica domina el escenario territorial, cada vez con más irritación social, debido al modo en que impacta la demora de circulante público en todos los demás sectores, las medidas que el gobierno nacional va adoptando para ´popularizar´ la gestión, amagan con empeorar la situación provincial.
Por un lado la disparada del dólar estampó contra la costa chubutense y multiplicó la deuda que ya superaba con un dólar a $43, los 37 mil millones. Esto se produjo debido a que el 87,3% de la deuda de Chubut se encuentra encajada precisamente en dólares. Esta situación en general siempre estuvo controlada, porque al disparar el dólar la deuda, también lo hacía con el valor del barril de petróleo exportado, y por ende también aumentaban los ingresos por coparticipación. Pero como si faltara algo en esta oportunidad, el Estado Nacional dispuso por DNU un dólar para el sector petrolero a $45,19, al margen de fijar que el Brent se tome durante 90 días a un valor de 59 dólares. Con lo que ´entierra de cabeza´ un poco más la realidad de la provincia que comanda Mariano Arcioni.

Todas en contra

Los anuncios de esta semana de Nación levantó voces federales porque es evidente que el costo impactará en la coparticipación a las provincias. Y no sólo el tema de ponerle techo al precio del barril, sino además la baja del IVA no ayuda para nada al Interior, ya que disminuirá también la coparticipación federal. El presidente del bloque de diputados de Consenso Federal, Pablo Kosiner calificó de “improvisadas” las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri y sostuvo que si bien “van a servir para paliar en parte lo difícil de la situación” que atraviesa el país, “no arreglan el descalabro en la economía de las familias que se ha generado en los últimos días y en los meses anteriores”.
En ese sentido, Kosiner indicó que el costo fiscal de estas medidas tendrá un impacto de 40 mil millones de pesos, los cuales afectarán al porcentaje de coparticipación hacia las provincias.
El legislador nacional explicó que los anuncios que involucran a las ganancias, IVA, entre otros, son recursos coparticipables, y al dejar de recaudar son las cuentas de los distritos las que podrían verse afectadas, sin mencionar que los gobiernos provinciales tienen la obligación de tener un equilibrio fiscal.
Uno de los reproches que le hacen a Macri desde todos los puntos cardinales del país, es la falta de comunicación con los Gobernadores. “No hubo una sola reunión con los mandatarios para ´para discutir´ cómo van a cubrir el déficit que van a tener las cuentas provinciales o el faltante por la recaudación que van a dejar de percibir por estas medidas”, deslizó el legislador.
Cabe recordar que los gobernadores de todas las provincias, excepto San Luis, firmaron en noviembre de 2017 junto al presidente Mauricio Macri el acuerdo fiscal. El texto explicita compromisos comunes, del Estado nacional y de las provincias.

Improvisación y descalabro

“Nadie explica cómo se van a financiar estas medidas que tienen un costo fiscal altísimo”, dijo el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz.
El gobernador precisó que las medidas que el presidente Mauricio Macri anunció el miércoles “suponen unos 40 mil millones de pesos”. Mientras que “las de la reducción del IVA aún no se sabe”.
En ese sentido, afirmó que ese paquete de urgencia lanzado por el gobierno “repercute sobre el presupuesto nacional pero también sobre los presupuestos provinciales y municipales, es decir que, de alguna manera, se está haciendo política electoral con el dinero de las provincias”.
“Al menos se necesitaría un acuerdo con los gobernadores. Además todo lo referido a modificaciones tributarias son potestades que le corresponden al Congreso Nacional. Que es donde debería discutirse la emergencia”, agregó. Además, Lifschitz consideró que el país atraviesa “un momento muy difícil. No solamente por la crisis económica, sino por la pérdida de expectativa, de confianza”. “De aquí a diciembre faltan cuatro meses, es mucho tiempo. Necesitamos serenar la confrontación extrema. Además el resultado electoral lo que ha mostrado es que esa polarización no existe, que fue un intento del gobierno de promoverla”, analizó.
En sintonía con la propuesta de Lavagna, Lifschitz destacó: “Necesitamos un diálogo más amplio, no sólo la comunicación con Alberto Fernández que es muy bueno que pase, sino buscar acuerdos con organizaciones sociales, trabajadores, industriales, empresarios. Y, como propone Lavagna, medidas de urgencia alimentaria y sanitaria”.
“Hay que sentarse ya con el Fondo Monetario para despejar el horizonte y renegociar un acuerdo para que haya certezas para el próximo gobierno”, postuló.

El costo lo pagarán las provincias

Por su parte, el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet coincidió este viernes que el mayor costo fiscal de las medidas anunciadas en forma inconsulta por Mauricio Macri lo asumen las provincias. “Tenemos que ir hacia un modelo de unión nacional donde haya políticas públicas en las que nadie pueda estar en desacuerdo”, señaló en Posadas, donde compartió actividades institucionales junto a su par misionero Hugo Passalacqua. Los mandatarios participaron en la Casa de Gobierno de la provincia del norte argentino del lanzamiento de la 14º edición de la Feria Forestal Argentina, que se realizará el próximo mes. También firmaron un convenio de cooperación y promoción institucional para el intercambio de experiencias de gestión en el área turismo para integrar el corredor Naturaleza del Litoral, el circuito Artiguista, el circuito termal y la conectividad terrestre, aérea y fluvial entre ambas provincias. Visitaron además la escuela de Robótica, un espacio educativo de gestión estatal no arancelado que ofrece una propuesta pedagógica entorno a la ciencia y a la tecnología.
En ese marco, Bordet fue abordado por la prensa local sobre las medidas anunciadas por Mauricio Macri en las últimas horas vinculadas al impuesto a las ganancias y la eliminación del IVA que son tributos coparticipables.
“Desde las finanzas públicas es un golpe realmente duro el que ha generado este proceso de devaluación y después las medidas inconsultas. Nosotros estamos de acuerdo en que hay que darle un alivio a la población, pero no en base al desfinanciamiento de los Estados provinciales”, afirmó el Gobernador.
Bordet dudó de la efectividad de los anuncios y dejó en claro que el mayor costo lo asumen las provincias y los municipios, no el gobierno nacional.
“Tenemos la esperanza y la expectativa que a partir del mes de diciembre de una vez por todas encaminemos y perfilemos un modelo federal de país, donde las variables tienen que ser la producción, el crecimiento, el empleo y el bienestar. Tenemos que ir hacia un modelo de unión nacional donde haya políticas públicas en las que nadie pueda estar en desacuerdo”, refirió.
“Hoy, esa idea federal, esa idea de autonomía, está más vigente que nunca, y debe estarlo. Este concepto de federalismo que venimos sosteniendo desde el inicio de gestión tenemos que levantarlo más alto que nunca. Es la oportunidad para dejar de lado modelos de especulación y de renta financiera para ir hacia modelos que prioricen la producción, el desarrollo, el crecimiento y por sobre todas las cosas el empleo”, expresó.
“Creo que este es el camino que tiene la Argentina para el futuro. Para que a partir del mes de diciembre se tenga como eje central estas variables y dejen de lado estos modelos que han generado un gran deterioro sobre la población, y en particular sobre el interior de nuestra Patria”, dijo el mandatario.
Y mientras la mayoría de los caudillos provinciales ya comenzaron a protestar en voz alta, la principal provincia patagónica, Neuquén, ya anunció que directamente irá a la Corte Neuquén va a la Corte Suprema de Justicia con una acción de inconstitucionalidad contra el freno al barril de petróleo que impuso Nación y que ahora mantiene en vilo a la Cuenca Neuquina.
¿Qué hará Mariano Arcioni siendo Chubut una de las provincias productoras de petróleo más afectadas? No se sabe aún, pero es probable que siga los pasos del reclamo, o de otro modo no podrá remontar el complejísimo escenario que le esperará para reasumir en diciembre. Aunque la firma del Pacto Fiscal nos condicionó a no generar juicios contra el gobierno nacional. En fin, andamos con tan pero tan mala suerte que nos sentamos en el pajar y seguro que nos clavamos la aguja. Habrá que ver…

Fuentes: Ámbito Financiero, NA, Página Política, LMN, propias