Con la profundización de los reclamos de la comunidad educativa a nivel provincial, en Puerto Madryn la semana culminará con, por lo menos, cinco escuelas que fueron ocupadas pacíficamente por el alumnado, tras diversas asambleas y toma de decisiones conjuntamente con directivos y docentes, en la mayoría de los casos.
Por estos días, los establecimientos que fueron tomados y donde se desarrollan diferentes actividades para visibilizar el reclamo, son la Escuela Politécnica 703 “José Toschke”, la Escuela Técnica 728 “Alfonsina Storni” de la zona sur, la Escuela 750 “Leandro N. Alem”, la Escuela Provincial 789 y la Escuela Provincial 741, que finalmente los estudiantes decidieron ocupar el pasado jueves.
Ahora, debido a las características propias de las tomas, las comunidades educativas de los distintos establecimientos realizan pedidos de colaboración a la comunidad; en el caso de la 750, con colchones para que los jóvenes puedan pasar la noche en el establecimiento sin inconvenientes, así como también solicitaron, en todos los casos, alimentos no perecederos, elementos de higiene y de primeros auxilios.

Reclamos históricos

De este modo, sobre las últimas horas de la tarde del jueves, la Escuela 741, ubicada en Mariano Moreno al 100, se sumó a las otras cuatro y los estudiantes decidieron realizar una “ocupación pacífica” del edificio.
El principal reclamo, al igual que en el resto de los casos, es el restablecimiento de las clases, así como también el pago en tiempo en forma a docentes y auxiliares, más los incrementos salariales establecidos en las paritarias de este año, firmadas previamente a las elecciones provinciales y las cuales no fueron cumplidas.
Otro de los reclamos tiene que ver con los históricos problemas edilicios de los establecimientos escolares, entre ellos la rotura de paredes, techos, filtraciones, faltante de picaportes, averías en los sistemas de calefacción y baños rotos, además de inconvenientes con el sistema eléctrico en el caso puntual de la Escuela 728 de barrio Sur.

Acampe y pedido de colchones

La Escuela 750 fue ocupada luego de varias horas de “acampe” que los alumnos realizaron en las afueras del edificio, ya que desde el Ministerio Educación había “órdenes de no abrirlo” porque se preveía que sería tomado.
No obstante, ello finalmente ocurrió sobre la mañana del pasado jueves, cuando inicialmente se habilitó el gimnasio para que ingresaran los estudiantes.
Al igual que en otras escuelas como la Politécnica, el pedido a la comunidad se extiende a la posibilidad de recolectar alimentos no perecederos, de higiene y primeros auxilios; además, los estudiantes de la 750 solicitaron colaboración con colchones para poder pernoctar en el lugar.

Último recurso

En la última escuela que fue tomada, la 741, se realizó una asamblea entre alumnos, padres y directivos, y por mayoría resolvieron llevar a cabo la toma, en sintonía con la comunidad educativa de otros colegios, la mayoría de los cuales contó con el acompañamiento de las familias y las autoridades escolares; a excepción de la 750, donde los alumnos remarcaron la “falta de acompañamiento” de los docentes, quienes “no nos enviaron siquiera material o trabajos prácticos” mientras las clases estaban suspendidas.
La metodología de “tomas pacíficas” parecería constituirse como el último recurso de los estudiantes, atentos a la falta de respuesta a históricos reclamos por mejoras en la infraestructura y, en definitiva, a educarse en condiciones dignas.

Sin clases y “paralizados”

A su vez, de la serie de obras que estaban previstas durante las vacaciones de invierno, la mayoría no llegaron a concretarse y, sumado al conflicto con los trabajadores estatales, que estalló tras la imposibilidad de pagar sueldos y paritarias al mes siguiente de las elecciones, la educación pública se vio literalmente “paralizada” desde la culminación del receso invernal.
De este modo, transcurrieron casi dos meses desde que el Ciclo Lectivo no volvió a iniciar, y todo parecería indicar que, sobre el final de este año, Chubut volvería a ser una de las principales provincias del país en la que no se cumpliría el calendario escolar de 180 días de clase.

Municipalidad de Puerto Madryn