Tras un año en rehabilitación, el músico protagonizó en el último mes varios escándalos. Ahora publicó un mensaje para sus fans en su cuenta de Twitter y también admitió sus enfermedades.

El músico Aaron Carter, el hermano menor de Nick Carter, integrante del grupo Backstreet Boys, contó en una entrevista en el programa de televisión The Doctors que padece esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad.

En un fragmento del programa su madre cuenta cómo atraviesa las patologías que lo afectan, el publicó esa parte en las redes y le agradeció por su cariño.

En otra publicación, el artista se grabó a sí mismo cantando, dirigió un mensaje a la gente que lo ataca y finalizó el video con un gesto con su dedo mayor levantado.

Además aclaró que no cancelará sus próximos conciertos, pero sí adelanta que no sumará más fechas a las ya pautadas.

«Hoy me desperté sintiéndome muy bien y saludable. No se preocupen. Estaré para los shows programados (que figuran) en mi sitio oficial. Se malinterpretó cuando dije que cancelaría shows. No me estaba refiriendo a los ya confirmados sino a los que todavía no lo están. Nos vemos pronto», escribió Carter en un posteo junto a una selfie en la que se lo ve con el torso desnudo y gesticulando con una mano, indicando de que todo va bien.

Dentro de las actitudes escandalosas que tuvo en el último tiempo, publicó un video en directo en su cuenta de Instagram en el que contaba que ponía en venta a su perro, un bulldog inglés que rescató de un refugio de animales, por 3.500 dólares. Sus admiradores le criticaron por ello y Carter explicó que se trataba de una broma.

También, el mes pasado también puso fin a su relación con su última novia, la artista rusa Lina Valentina, en una ruptura que tuvo tintes violentos y por la que un juez le impuso una orden de alejamiento. Por otro lado, el músico, de 31 años, fue visto en las últimas semanas comprando armas y la policía ha acudido a su domicilio por miedo a que se suicidara.