Alfredo Emilio Escobar, de 28 años, fue imputado de «abuso sexual agravado en concurso real con homicidio doblemente calificado» en relación al femicidio de Laura Cielo López, cuyos restos aparecieron en el río Limay el domingo pasado.

Escobar había quedado demorado el pasado martes tras una requisa en su casa, ubicada cerca de la escuela de Plottier, donde la joven había sido vista por última vez.

Luego de haber sido imputado, el fiscal Agustín García solicitó la prisión preventiva por 60 días, en una audiencia realizada el miércoles.

La víctima de 18 años, desapareció el martes 10 de septiembre. Cinco días después, un grupo de pescadores encontró su cuerpo desmembrado en las aguas estancadas del río Limay, «en un sector denominado Los Espigones», según las explicaciones de la Fiscalía.

Para García, el agresor pasó a buscar a la joven por su casa a las 3:40 de la madrugada del viernes 11 de septiembre y la llevó a su domicilio, donde abusó sexualmente de ella.

Luego «la agredió físicamente con un elemento romo en la parte frontal de la cabeza, lo cual probablemente le haya provocado la muerte, y seccionó el cuerpo de la víctima para luego dirigirse a la zona conocida como paraje China Muerta», precisó el funcionario judicial.