Nuevamente, y en el marco de la ocupación pacífica que realizan estudiantes en el edificio, desde la Escuela 750 reconocieron que “hasta el momento, no ha venido nadie a hacer relevamiento alguno y constatar la situación en la que se encuentra el establecimiento”.
El colegio ubicado sobre la avenida Gales, que a su vez es una de las instituciones educativas más emblemáticas de Puerto Madryn, todavía atraviesa distintos inconvenientes con la calefacción, así como también roturas en paredes y baños, sin mencionar los destrozos provocados el año pasado por desconocidos que prendieron fuego el laboratorio, afectando otros espacios escolares.
Paralelamente, hubo tensiones entre docentes que buscaron desalentar la toma a través de advertencias a los alumnos; sin embargo, el edificio permanece ocupado de manera pacífica por sus estudiantes, con apoyo de la mayoría de los profesores y las familias.
Una situación de por sí extraña ocurrió sobre el comienzo del fin de semana pasado, cuando presuntos integrantes del área de Infraestructura concurrieron al establecimiento para “retirar dos tanques de agua que estorbaban” y que no habían sido instalados; media hora más tarde, se presentó en la escuela el encargado de la empresa que hace el mantenimiento en la escuela, explicando que “le habían dicho que tenía que instalarlos”, lo que dejó con todavía más dudas a los integrantes de la toma, que advirtieron que “no se sabe si quieren sacar cosas para ponerlas en otras escuelas, pero lo cierto es que todavía nadie vino a hacer un relevamiento certero”.

Quisieron sacar los tanques

Al respecto, una de las madres que participa de la toma de la Escuela 750 relató la llamativa situación que tuvo lugar sobre el fin de semana, donde “vinieron dos señores que no se identificaron ni traían credenciales, solamente comentaron que venían ‘de Infraestructura’ y que los habían llamado para retirar dos tanques que estaban ‘estorbando’ en un pasillo” y agregó que “de hecho, los dos tanques, que son nuevos, están en la parte de la Dirección; los trajeron para colocarlos este año, supuestamente lo iban a hacer durante las vacaciones de invierno pero nunca lo hicieron y quedaron ahí”.

Desinteligencias

Los dispositivos “ya estaban programados para que se instalaran en la 750”, precisó la mujer, sumando a ello que “estas personas, cuando ingresaron a la escuela, nos dijeron que se los querían llevar de vuelta al depósito porque ‘molestaban’, les dije que no porque no tengo autoridad para entregar nada, y que tenían que dirigirse a la Directora del colegio, por lo que se fueron”.
Media hora después, “vino otro señor, diciendo que él era de la empresa encargada del mantenimiento de la escuela y que le habían dado órdenes de colocar los tanques; le comentamos, al igual que los anteriores, que no teníamos autorización para hacerlo entrar y que me aguardara a que me comunicara con la dirección”, relató la madre de una de las alumnas del establecimiento.

“Traen algo y después lo sacan”

Una vez que informó a la directora del colegio de lo ocurrido, “se hizo presente, pero el señor no la había podido esperar y se fue, explicando que tenía que ir a hacer unos arreglos a la Escuela 710”, señaló, agregando que “traen algo para una escuela y después lo van sacando, no se sabe qué es lo que están haciendo, porque en nuestro edificio todavía no ha venido nadie a hacer un relevamiento preciso de nada, de ningún ámbito; nadie vino a controlar las condiciones en las que está la escuela, y actualmente todavía tenemos, incluso, la pileta de la cocina rota, ya que ahí no se puede lavar nada”.
Además, la mujer refirió que “le comenté al hombre que dijo ser de la empresa de mantenimiento sobre la pileta, y me dijo que la Directora tenía que presentar una nota para que él viniera (a arreglarla)”.

“No ha venido nadie”

Finalmente, “nos convocamos con los chicos y todas las distintas escuelas que están reclamando por lo mismo, para que nos apoyaran porque bajo ningún concepto íbamos a dejar que nos sacaran los dos tanques; al final no vinieron”, expuso, planteando que “todo esto nos dejó dudando si están sacando cosas de un lado para poner en otro, para arreglar otras escuelas; y la realidad es que a la Escuela 750 la han dejado de lado porque, hasta este momento, no ha venido nadie”.

Municipalidad de Puerto Madryn