El gobernador Mariano Arcioni presentó ante la Legislatura un proyecto de ley para aprobar un incremento salarial que abarca a toda la planta política del Poder Ejecutivo. El argumento esgrimido es que los sueldos están congelados desde hace dos años. El pedido de tratamiento en la Legislatura fue realizado por el ministro coordinador Federico Massoni quien se presentó este martes ante los legisladores exigiendo usar la “banca 28”, y la aprobación del proyecto en cuestión.
La iniciativa incluye el incremento del salario del gobernador en un esquema retroactivo al 1 de julio de este año y en un Anexo fija la escala de porcentajes a percibir por el resto de la planta política, según la función que desempeña.
En el primer artículo, se pide la sustitución del artículo 3 de la Ley I Nº 277 e incorpora un artículo que en su texto central establece “establecer a partir del 1 de julio de 2019 el sueldo básico para el gobernador en un equivalente a cinco veces el salario básico de la categoría profesional A nivel I Categoría 17 de la Ley I Nº 74”.
El proyecto incluye para el mandatario la percepción de un “adicional remunerativo y no bonificable sin incidencia en el cálculo de otros conceptos adicionales, equivalente a 22% del salario básico establecido y para el personal fuera de nivel y autoridades superiores comprendidos en el anexo E”, además de un “adicional por responsabilidad funcional equivalente a un 60% del salario básico establecido”.
En ese esquema, el proyecto plantea adecuar las partidas presupuestarias para poder concretar este incremento salarial para el gobernador y también para la planta política.

La escala

Sobre la base del 100% del salario que percibe el gobernador, el vicegobernador cobraría un 80% de ese mismo ingreso, mientras que los ministros y secretarios percibirían un 75% del valor de referencia.
Los viceministros cobrarían un 65% del monto que percibe el mandatario provincial, mientras que los subsecretarios, el jefe de policía, asesores generales y presidentes de organismos descentralizados percibirían un 55%.
En el caso del Director General de la Casa del Chubut, su salario se compone de un 40% de lo que cobra el gobernador, en tanto que el subjefe de policía, un ingeniero jefe de la Administración de Vialidad Provincial y los gerentes del IPV llegan al 28%.
Algo más cobra quien un cargo de director general o gerente de CORFO (30%), mientras que el Secretario Privado del gobernador llega a un 48% del valor y el resto de los secretarios van percibiendo rangos por debajo de esos, entre otros integrantes del gabinete provincial.

Repercusiones

Profundo malestar provocó entre los trabajadores estatales el pedido de aumento para la planta política del Poder Ejecutivo provincial. La medida fue tomada por muchos sectores como una provocación, habida cuenta de la demora en el pago de haberes de los trabajadores estatales.
La polémica volvió a poner al gobernador Arcioni en el centro de la escena nacional, con duros cuestionamientos desde diversos sectores que criticaron la iniciativa en medio de la crisis que atraviesa la Provincia. La noticia rápidamente escaló en los medios nacionales con fuertes críticas por el sentido de la oportunidad de la iniciativa.

“Yo he tomado la decisión de donar el aumento del sueldo”

En el marco del Proyecto de Ley, ingresado el lunes 3 de septiembre a la Legislatura provincial, el gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, sostuvo que “esta es una decisión política que fue consultada y tomada por el conjunto del Gabinete”, y agregó que “con este Proyecto buscamos seguir igualando, equilibrando y haciendo transparente al Estado”.
“No nos dejemos engañar, hoy un Ministro del Poder Ejecutivo está cobrando alrededor de 47 mil pesos, y yo como gobernador percibo 55 mil pesos, con un salario que no tiene incrementos desde el año 2017 y que si lo comparamos contra los ingresos de otras provincias o de la Nación estamos muy retrasados”, remarcó Arcioni y añadió: “Estos aumentos que planteamos y pedimos a la Legislatura por su tratamiento buscan fortalecer, igualar y equilibrar la enrome diferencia de ingresos con el resto de los poderes del Estado”.
“Yo he tomado la decisión de donar el aumento del sueldo que me corresponde a entidades de bien público de mi provincia, pero es una hipocresía sostener este nivel de salarios”, sostuvo el Gobernador Arcioni y repitió: “Buscamos la igualdad, el equilibrio, la transparencia y la honestidad”.

Gobierno de Chubut