Son dos referentes indiscutidos, distintos, ambos grandiosos. Y aunque no creemos que haya uno mejor que el otro, abrimos el juego para escuchar qué opinan cuatro grandes: Elsa Barber, Gigliola Zecchin, más conocida como Canela, Juan Sklar y Martín Kohan contestan cómo los recuerdan y dónde reside para ellos la riqueza de estos grandes ilustres de las letras.
Jorge Luis Borges nació el 24 de agosto de 1899 en la Ciudad de Buenos Aires. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986 a los 86 años. Genio y figura, es uno de los escritores más importantes del siglo XX. Escribió poesía, ensayos, cuentos y una cantidad innumerable de obras en colaboración.
Julio Florencio Cortázar nació en Bruselas el 26 de agosto de 1914. Murió en París el 12 de febrero de 1984. Aunque reconocido por su narrativa, escribió gran cantidad depoemas en prosa y poemas en verso. Colaboró en diversas publicaciones en distintos países, grabó sus poemas y cuentos, escribió letras de tangos y le puso textos a libros defotografías e historietas.

Canela

Gigliola Zecchin, más conocida como Canela, nació en Vicenza, Italia, en 1942. A los 9 años emigró junto a su familia a la Argentina. Se instaló en Mar del Plata, su primer lugar de residencia en el país. Periodista, conductora de radio y televisión, productora, autora y editora, consultada sobre su preferencia en cuanto a ambos autores, respondió: ““Los dos, son cara y cruz de la moneda de un tiempo muy valioso de nuestra literatura. Y no me gusta la idea de sumarme a la grieta que los ha separado en el canon que aún circula. Ha sido de razones mezquinas. Celebro por igual el talento de ambos”.
Además, precisó: “De Borges: Ficciones. De Cortázar: Historias de Cronopios y de Famas. Ambos libros revelan un admirable dominio de la virtud narrativa: enigma, sorpresa, poesía. Para el lector, el pleno goce de nuestro riquísimo idioma”.

Elsa Barber

Nacida en Villa Cañás, provincia de Santa Fe, Elsa Esperanza Barber es la Directora de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, la primera mujer en dirigir la institución y la primera bibliotecóloga en el cargo. Se recibió en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde fue directora de su carrera y sigue siendo profesora.
Ante la misma pregunta, expuso que “pondría el énfasis en la figura de Cortázar, no para prescindir de la monumental e inabarcable obra borgeana, sino para concentrarnos en este escritor que, de manera menos visible, reúne problemas que no son ajenos a las reflexiones que el Otro, Borges, frecuenta.”, agregando que “me refiero específicamente al drama de la existencia, tal vez su propio drama, en el que Cortázar fija su punto de vista; y lo hace atravesando todas las fronteras, de géneros y estilos literarios, de identidades y certidumbres temporales, para alcanzar la verdadera pregunta sobre qué es vivir”.

Fuente: Secretaría de Cultura de la Nación

Gobierno de Chubut