El diputado provincial y segundo en la cúpula del Sindicato Petrolero, Carlos Gómez, volvió a justificar la intervención de sus afiliados en liberar las rutas ocupadas por docentes a quienes calificó de “mentirosos” ya que, según él, no hubo hechos de violencia. “Ahora todos los yacimientos están normalizados”, y le pidió al gremio docente que “no diga que existieron heridos ni golpeados, porque eso es mentira, simplemente pasamos y sacamos cuatro palos con los que impedían el paso de los vehículos”. “Una cosa es ser solidarios con los docentes y otra es ser boludos”, disparó en un tono conciliador.