Demi Moore a los 15 años sufrió una violación y contó que la experiencia la dejó completamente traumatizada.

«Si tenés un pozo de vergüenza y un trauma no resuelto dentro de ti, no hay dinero ni éxito ni fama que puedan llenarlo», aseguró la actriz en diálogo con The New York Times, una semana antes del lanzamiento de su autobiografía «Inside Out».

En sus páginas, la actriz de 56 años reflexiona sobre la fama, el dinero y las presiones que ello conlleva. Además, narra sus problemas de adicciones con la cocaína y el alcohol.

Por otro lado, la actriz confesó que perdió un embarazo de 6 meses por abusar del alcohol.