El ministro Coordinador de Gabinete, Federico Massoni, junto al fiscal de Estado Adjunto, Cristian Martínez realizaron una denuncia de carácter penal a los directivos y docentes; en marco de una presunta comisión de delito de acción pública, al entender que se estarían incurriendo en un pago indebido de salarios. El argumento es que esta situación generaría un perjuicio al Estado de 38 millones de pesos mensuales, es decir, unos 456 millones de pesos al año, según trascendió.
La maniobra consistiría en la “omisión por parte de los directores de los establecimientos educativos de informar al Ministerio de Educación, el pago de haberes indebidos a los agentes cuyos cargos han dejado de prestar servicios, ya sea por renuncias, cambios de funciones, ceses de suplencias o licencias sin goce de haberes y sin embargo se les continúa abonando por varios meses los sueldos de los cargos como si los hubieran continuado prestando”.

Sin aviso al Ministerio

En tanto a los docentes se los acusa porque “a sabiendas de que reciben mensualmente en su cuenta bancaria haberes indebidos por cargos u horas cátedras que no cumplen, no efectúan el trámite administrativo respectivo a los efectos de dar conocimiento de tal irregularidad y por ende de evitar de que lo sigan percibiendo”.
El argumento del Estado para avanzar en la denuncia es que “genera un incremento en los aportes y contribuciones tanto de obra social Seros, como los previsionales al ISSyS, generándoles créditos a favor de dichas instituciones, sin corresponder, por no haber trabajado los agentes”. Por ello sostienen que “la falta de aviso por parte del agente que se encuentra percibiendo haberes incorrectos hacia el responsable del establecimiento educativo”, se encuentra tipificado en el inciso 2º del artículo 173 del Código Penal, “considerándose como casos especiales de defraudación”.

Sin interpelación

Este martes no habrá sesión en la Legislatura de Chubut, debido a que los trabajadores legislativos ratificaron la retención de servicios como resultado del reclamo por el pago de haberes del mes de julio.
La agenda legislativa incluía para hoy la interpelación al ministro Coordinador Federico Massoni, pero los empleados aclararon que seguirá con retención de servicio y solo estarán a disposición para que se realicen sesiones en las que se garanticen soluciones a conflictos. El personal legislativo confirmó además que este martes participarán de la movilización convocada por la Mesa de Unidad Sindical a Casa de Gobierno.
Según trascendió el Ministro iría de todos modos a la Legislatura para realizar una presentación ante los diputados provinciales, pero no tendrá el carácter de interpelación si no se sesiona.

Gobierno de Chubut