Desde el Ministerio de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos de Chubut, a cargo de Gustavo Aguilera, confirmaron que se trabaja en la Escuela 193 de Puerto Madryn, “que sufrió meses atrás un incendio intencional en una de sus aulas”, a la vez que recordaron que “los actos vandálicos ocasionaron que estallen los caños de agua y el sistema eléctrico se vea gravemente afectado”.
Se trata de uno de los tantos establecimientos de la ciudad del Golfo que sufrió actos de vandalismo durante el curso de este año, precisamente en el mes de marzo, lo que dejó al edificio inhabilitado para que abriera sus puertas durante las elecciones Primarias, ya que el predio no se encontraba en condiciones para que los ciudadanos concurran a emitir su voto.
Por el hecho demoraron a tres menores de edad, los mismos que no sólo prendieron fuego una de las aulas y destrozaron un piano que había sido prestado por otra escuela, sino también dañaron las instalaciones del jardín aledaño y la sede de la Asociación Vecinal Piedrabuena.
Paralelamente, continúan tomados unos siete establecimientos, la mayoría con problemas edilicios desde hace varios años.

Avance de obra

En este contexto, desde el Ministerio de Infraestructura indicaron que se “intervino para realizar los trabajos de refacción correspondientes” y que “en una primera etapa, el personal de obras públicas de Rawson llevó adelante el recambio de los artefactos eléctricos; trabajos de reparación en el cielorraso y tareas de pintura en los pizarrones”.
Además, precisaron que “luego, el personal de la Oficina Técnica de Puerto Madryn, dependiente de Obras Públicas de la Provincia, intercedió y dio continuidad en las últimas semanas a los trabajos de pintura con látex y sintético de mampostería”.
Finalmente, confirmaron que “se intervino primero en el aula más afectada para continuar más tarde con los trabajos mínimos necesarios en el aula contigua”.

Actos vandálicos

La situación de la escuela se suma a la de otros establecimientos donde, en su mayoría menores que luego fueron demorados por la Policía, cometieron actos vandálicos y destrozos; una de ellas fue la Escuela 750, ubicada sobre la avenida Gales, donde en 2018 prendieron fuego la Sala de Laboratorio, generando un perjuicio edilicio en el resto de los espacios.
Asimismo, cuatro menores destrozaron unas 15 ventanas de la Escuela 46 la semana pasada, mientras que en otros edificios educativos subyacen problemas de infraestructura, por ejemplo la calefacción en la Escuela 710, ya que una caldera presenta desperfectos y fue deshabilitada, y en la Escuela 728, donde la mala colocación de la membrana en el techo generó filtraciones, además de haber generado problemas en el sistema eléctrico.

Escuelas tomadas y con problemas

Según indicaron referentes del ámbito educativo días atrás, en Puerto Madryn hay más de una treintena de establecimientos educativos con problemas edilicios, muchos de los cuales constituyeron el principal reclamo de los estudiantes.
Incluso, con la profundización del conflicto de los estatales con el Gobierno Provincial, ya son siete las escuelas de la ciudad que permanecen tomadas bajo la modalidad de “ocupación pacífica”, en un claro mensaje por parte de la comunidad educativa, que apela a una pronta resolución de la coyuntura.
Los principales pedidos tienen que ver con las obras pendientes desde el verano pasado y las vacaciones de invierno, y mayormente con la necesidad de que vuelvan a dictarse clases después de dos meses de inactividad; también, los alumnos se solidarizaron con los docentes por el pago tardío de salarios y el incumplimiento de paritarias.

Municipalidad de Puerto Madryn