En Vaca Muerta entraron en estado de alarma luego de que Alberto Fernández declarara durante su gira en España que «no tiene sentido tener petróleo si para sacarlo tenemos que dejar que venga multinacionales a llevárselo». Desde el sector petrolero aseguraron que reina la preocupación luego de las declaraciones, sobre todo por el plan de inversiones lanzado. Fue en efecto una declaración extraña ya que para el desarrollo pleno de Vaca Muerta se necesitan unos 100 mil millones de dólares, imposibles de afrontar en soledad por las petroleras argentinas. «Pechi» Quiroga, dijo que las declaraciones de Alberto suponen «ni más ni menos que un certificado de defunción para Vaca Muerta».