Según el cronograma publicado por el Gobierno de Chubut, en los últimos días de esta semana se tendría que cancelar el salario de todos los trabajadores de la Administración Pública cuando se depositen los haberes para los empleados ubicados en el tercer rango. No obstante, en el Ejecutivo provincial todavía no cuentan con los fondos necesarios para hacer frente a los sueldos de aquellos trabajadores que cobren más de 65.000 pesos, por lo que comenzarían hoy nuevas negociaciones con las autoridades de la Casa Rosada.
Si bien es cierto que los ingresos más contundentes que percibe Chubut comienzan a llegar a mediados de mes, en las arcas todavía no hay fondos como para hacer frente al pago de todos los sueldos, como se había anunciado hace algunas semanas. Puntualmente, se necesitan casi 1.600 millones de pesos para terminar de cancelar los haberes del mes de agosto, y la situación se vuelve más compleja producto de los adelantos que Nación ha hecho durante el mes en curso.
Como consecuencia de esto, el ministro de Economía y Crédito Público de la Provincia, Oscar Antonena, viajó junto al gobernador Mariano Arcioni hacia Buenos Aires para reunirse con autoridades nacionales y comenzar nuevas negociaciones para recibir fondos. Esto se da luego de los fuertes entredichos que se realizaron la semana pasada en los que desde Nación cuestionaban a los representantes chubutenses por no usar los 1.227 millones de pesos que se habían enviado desde Casa Rosada entre el 10 y el 13 del corriente mes.
Ahora el Gobierno provincial requiere de 1.597.283.863 pesos para terminar de cancelar el depósito de salarios, pero los montos disponibles no llegarían a esa cifra. Esto despierta una preocupación mayor debido a que el próximo viernes 27 de septiembre se debería hacer el depósito para el tercer rango del pago escalonado.

Incertidumbre a futuro

Así, comienza a presentarse un panorama complicado en el pago de los sueldos, ya que peligra el cumplimiento del cronograma que ya presenta demoras considerables en el pago de salarios. De hecho, vale recordar que Carlos Linares, intendente de Comodoro Rivadavia y ex candidato a gobernador, puso en duda la semana pasada que “el Gobierno Provincial llegue a pagar el pago escalonado el mes que viene”.
Como consecuencia de esto, desde el Poder Ejecutivo empiezan a analizar nuevos mecanismos y medidas para hacer frente a la crisis económica y financiera que atraviesa Chubut. De hecho, una de las iniciativas que se barajó, según información a la que accedió El Diario, es a no pagar un mes de salario para los empleados que perciban haberes de mayor rango, algo que sería cancelado posteriormente. No obstante, esto fue sólo una propuesta que no prosperó hasta el momento, pero que se considera como una posible alternativa. Al respecto, referentes gremiales que nuclean a los trabajadores de la Administración Pública cuestionaron esta medida debido a la incertidumbre que hay respecto al pago de haberes y a la falta de precisiones y constantes incumplimientos por parte del Gobierno Provincial.

Viaje a Buenos Aires

En este contexto, el gobernador Arcioni viajó junto a Antonena hacia Buenos Aires, donde hoy se reunirán con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Además, también podrían mantener un diálogo con el titular del Ministerio de Hacienda de Nación, Hernán Lacunza.
En tanto, sobre los casi 1.600 millones de pesos que necesitan para hacer frente a la cancelación del pago de salarios para todos los empleados estatales de Chubut, Antonena precisó que “son sólo para el sueldo de bolsillo, ahí no están contempladas el resto de las cargas, con lo cual se estaría cumpliendo la masa salarial de agosto que ya se pagó en un 71%”.
“La masa salarial de agosto fue de 3.441.725.628,87 de pesos y la vamos cubriendo, con esfuerzo y produciendo los ajustes pertinentes en el escaso margen de maniobra que tenemos”, agregó titular del Ministerio de Economía y Crédito Público de Chubut en una entrevista con la agencia de noticias Télam.
Por otra parte, el funcionario se refirió a las declaraciones de los funcionarios de Nación que recordaron que enviaron cerca de 1.227 millones de pesos a Chubut este mes. Al respecto, Antonena consideró que “eso es parte de un error de concepto, porque se nos adelantan fondos que tendremos que devolver –pero- hay un principio básico en el federalismo y es que la Nación se constituye de la renta de las provincias y no al revés, aunque no es conveniente ingresar en disputas poco edificantes”.
“Son fondos con afectación específica y por lo tanto intangibles, se encuentran en nuestra cuenta bancaria sin tocar, aunque es bueno ponderar que ese monto es insignificante frente a la magnitud de la masa salarial a la que hay que hacer frente para pagar a 17.000 docentes que requieren 1.600 millones”, describió.

Molesto con Finocchiaro

Además, enfatizó que “particularmente” le molestaron declaraciones del ministro de Educación de Nación, Alejandro Finocchiaro “quien se refirió al envío de fondos de esa cartera que fueron por algo más de 120 millones de pesos y no sabía dónde estaban”. “Son fondos con afectación específica y por lo tanto intangibles, se encuentran en nuestra cuenta bancaria sin tocar, aunque es bueno ponderar que ese monto es insignificante frente a la magnitud de la masa salarial a la que hay que hacer frente para pagar a 17.000 docentes que requieren 1.600 millones”, aseveró.
“Más allá de las discusiones que se dieron a través de los medios, los funcionarios del Gobierno Central siempre nos atendieron y particularmente el ministro Frigerio que jamás nos cerró el teléfono”, reconoció el propio Antonena, previo a una reunión que será clave para esta semana.

Chubut es una de las seis provincias que más ATN recibió en la era Macri

Chubut fue una de las seis provincias que más Aportes del Tesoro Nacional (ATN) recibió desde 2016 hasta mediados de este año, antes de que la campaña electoral que permitió la reelección del gobernador Mariano Arcioni. El ranking, elaborado se desprende de respuestas que ha brindado el jefe de Gabinete Marcos Peña en sus informes al Congreso durante este año. Son los números enviados a los gobiernos provinciales, no a ciudades en particular, en base a los datos proporcionados por el ministerio del Interior a cargo de Rogelio Frigerio. De esta manera, según varios documentos entregados a ambas cámaras legislativas, durante el 2016 cuando aún gobernaba el fallecido Mario Das Neves, Chubut recibió $ 121 millones, $ 5 millones como emergencia y los restantes $ 116 millones por desequilibrios financieros. Desde entonces hasta marzo de 2019, a la provincia se le transfirieron un total de $ 491 millones, un promedio de $ 964 por chubutense.
La provincia a la que se les transfirieron más ATN (ya sea por desequilibrio o emergencia, ambos criterios usados para el reparto) fue Buenos Aires, bajo la administración de María Eugenia Vidal: $ 2.820.200.000. Es decir, poco más de $ 180 pesos por cada bonaerense. En segundo lugar, figura otra provincia de Cambiemos, Jujuy del reelecto gobernador Gerardo Morales. Con $ 783,8 millones, serían $ 1164 por cada habitante. El podio lo completa la Neuquén del MPN: recibió $ 700,5 millones ($ 1270 por ciudadano). Después de Misiones, controlada por el Frente Renovador local, con $ 627.300.000, y la poco poblada Tierra del Fuego, con $498 millones (un récord por fueguino de más de $ 3900), aparece Chubut, hoy sumida en una crisis financiera y política (ver aparte). Siguen Corrientes ($452.500.000); Mendoza ($419.000.000) y Córdoba, que con $301.750.000 recibió $ 91 por habitante. El tercer distrito electoral en volumen a nivel nacional, Santa Fe, percibió $ 82 por ciudadano (un total de $ 263.900.000). En el fondo de la tabla aparecen San Luis, con $53.000.000 ($122 por habitante); Río Negro con $ 22.500.000 ($ 35) y San Juan, con $21.400.000, lo que serían $ 31 por sanjuanino. (El Cronista)

Gobierno de Chubut